LA CAMARADERÍA: ORIGEN ESPAÑOL DEL TÉRMINO

  Su origen viene de cuando los Tercios españoles tenían que prolongar su estancia en algún lugar. Entonces se reunían en grupos de ocho o diez para hacer “camarada” o “camareta”. Así Continuar >>

SOBRAN LAS AUTONOMÍAS. ¡NO CON MIS IMPUESTOS!

Son el verdadero agujero en las cuentas públicas españolas. El recorte que más necesitamos pero en el que paradójicamente ningún partido quiere meter la tijera. Ya no es cuestión sólo de los Continuar >>

NO SON NOTICIEROS RUSOS, SINO BILL GATES Y SU PORTAL MSN

Millones de lecturas diarias… Si un día nos habla de la cirugía estética de la Reina Letizia, otro nos cuenta las amantes solteras que de soltero tuvo el Rey Felipe VI, o Continuar >>

A VER CÓMO TE LO DIGO, CELIA.

  Venga, empecemos por su biografea, pues hay que informarse; además así no me acelero y pierdo el norte. Y no es para menos, y además por si alguien es de estómago Continuar >>

ACERTIJO

  Putiferio de inanes y capones; Almoneda de putas y cornudos; Lupanar de payasos y bufones Aspaventeros que se creen sesudos. Cochiquera de ruines y rufianes; Insufrible corral del esperpento; Oratorio de Continuar >>

LA MEMORIA HISTÓRICA DE TU BARRIO

Cuando Lincoln dijo aquello de “se puede engañar a todo el mundo algún tiempo… se puede engañar a algunos todo el tiempo… pero no se puede engañar a todo el mundo todo Continuar >>

SIMONE DE BEAUVOIR: FILOSOFÍA DE LA DEGENERACIÓN

El feminismo, la ideología de género, no es otra cosa que otra vuelta de tuerca del marxismo cultural que estrangula nuestra sociedad. La inversión de valores que vivimos supone que lo infecto Continuar >>

 

HOMENAJE A LOS HÉROES ANÓNIMOS DE LA REPRESIÓN ROJA EN TOLEDO

Quizá el acontecimiento heroico más importante del último siglo por el que se conoce a Toledo sea la gesta del Alcázar de Toledo cuyo aniversario celebramos el 27 de septiembre, y que dejó en nuestras filas muchos héroes, unos conocidos, otros anónimos, pero no por ello menos importantes.

Sin embargo, estos héroes que resistieron en el Alcázar y lo protegieron incluso con su vida, no son los únicos que nos ha regalado la provincia de Toledo. Los caídos anónimos de Toledo durante la época de la II República y los inicios de la Guerra Civil son muchos. Bajo el dominio rojo, Toledo y su provincia sufrieron la experiencia del sufrimiento, del suplicio, del mismísimo infierno.

La sucesión de huelgas, ataques de la izquierda, proclamas separatistas y asaltos a casas e iglesias unido a una terrible situación económica que se suceden desde los primeros años de la II República son la fragua para el nacimiento de los movimientos nacionales de la época que culminaría con la Guerra Civil de 1936.

En Toledo y su provincia la situación no difería de la del resto de España. En los primeros meses de 1932 empiezan las huelgas y revueltas en los principales pueblos de la provincia, que dejaron heridos y muertos por los ataques de sindicalistas y comunistas. Esta situación se sucedería hasta casi finales del año 1936 dejando las calles de la Ciudad Imperial, las cunetas y los campos de su provincia sembrados de cadáveres de hombres y mujeres, niños y adultos, falangistas y carlistas, Guardias Civiles y militares, religiosos y laicos… cuyo único pecado fue luchar por una España más justa. Estos son nuestros héroes, los héroes anónimos de Toledo.

El 23 de agosto de 1934 Félix Moraleda, un empresario toledano, es asesinado a tiros por tres militantes marxistas. La Doctora Carmen Miedes pudo ver en directo la escena del crimen. Lejos de ceder ante las amenazas y las presiones, la Dra. Miedes denuncia el crimen ante el Tribunal y a diferencia de otros testigos, durante el juicio da todos los detalles de éste, lo que hace posible la condena de los asesinos. Desde ese momento Carmen Miedes y su familia sufren el acoso de las milicias marxistas, insultos, amenazas y burlas perseguirán a Carmen hasta su muerte. En febrero de 1936, tras el triunfo del Frente Popular salen de la cárcel los asesinos de Félix Moraleda y se les ofrece como venganza la cabeza de la Dra.Carmen Miedes. En julio de 1936 Carmen Miedes, en lugar de refugiarse en el Alcázar con los hermanos que aún le quedan vivos, decide quedarse fuera cuidando a una niña que precisa atención médica. Tras ser expulsada días después por la familia de la niña a la que cuida por miedo a que sea descubierta, es asesinada en agosto de 1936 a manos de los socialistas. Carmen Miedes era militante de la Sección Femenina y por su martirio le fue concedida la Y de Plata. Pero Carmen Miedes no es la única heroína de esta familia. A pesar de estar señalados por los marxistas desde la denuncia de Carmen Miedes, la droguería de la familia Miedes será el punto de encuentro y de reunión de los jóvenes de la Falange y todos sus hermanos militantes activos. Uno de los hermanos de Carmen, Luís Miedes, fue asesinado pocos días antes de empezar la Guerra Civil, y su padre, Don Mariano Miedes, veterano de la Guerra Carlista, fue acribillado a balazos el día 22 de julio en la puerta del negocio que regentaba en Toledo; murió desangrado en la calle veinticuatro horas después. Sus hermanos José y Jaime murieron asesinados en la saca del 23 de agosto de 1936. Otros dos de sus hermanos, Mariano y Joaquín, lucharon como valientes en el Alcázar. Joaquín moriría más tarde en el Frente Ruso.

El 27 de julio de 1936, días después del Alzamiento, asesinaron a D. Benito Abel de la Cruz junto con su hermano Mariano. D. Benito Abel de la Cruz era sacerdote de la catedral y director espiritual de los militantes de la Falange. Cedió su casa como refugio y lugar de reuniones. Ambos hermanos fueron sometidos a una cruel tortura hasta su muerte simultánea cerca de la toledana Puerta del Cambrón.

Segundo Agudo Rodríguez, militante del SEU, ayudó a transportar armas desde la Fábrica de Armas hasta el Alcázar en los primeros días del Alzamiento. Cuando se cerró el Alcázar, Segundo se quedó fuera. Fue detenido por los milicianos y asesinado en la saca del 23 de agosto.

Sagrario Muro, Jefe Territorial de la Sección Femenina fue asesinada junto a su madre y su tía por un grupo de milicianas que las sometieron a las más crueles vejaciones y torturas. Finalmente fueron apaleadas y apedreadas, Sagrario fue rematada de un tiro en la nuca por un miliciano mientras repetía “¡Arriba España!”. Debajo de su ropa vestía la camisa azul de los héroes de Falange.

El día 22 de julio de 1936 son muchos los militantes falangistas, carlistas y de Acción Católica que junto con militares y Guardia Civil se concentran tras los muros del Alcázar y lo defienden a las órdenes del General Moscardó. Pedro Villaescusa, militante del SEU y Jefe Territorial de Falange sería uno de ellos. En el asedio al Alcázar, Pedro Villaescusa junto al resto de militantes falangistas, realizaron las misiones de mayor riesgo para tratar de conseguir comida para los refugiados e inspeccionar la mina que el ejército republicano estaba montando en los cimientos de la fortaleza. Tras ofrecerse voluntario el 20 de septiembre para liberar una zona ocupada por los rojos, una granada explota a su paso y le sepulta. Junto a Pedro Villaescusa, nueve luceros más brillan en el cielo iluminando con su luz el Alcázar toledano.

 Antonio Rivera, militante de Acción Católica fue conocido como “El Ángel del Alcázar”. Antonio Rivera tuvo un comportamiento heroico durante todo el asedio al Alcázar pero destacó principalmente el día 18 de septiembre de 1936. Tras la explosión de la mina en los cimientos del Alcázar, se quedó abandonada en el patio una ametralladora. Para evitar que los milicianos la utilizasen contra los que heroicamente resistían, Antonio Rivera corrió por el patio para recuperarla. Una granada explotó a su lado hiriéndole en el brazo izquierdo, que quedó colgando de un hilo y que tuvieron que amputarle. Antonio Rivera renunció a la anestesia porque quedaba poca y otros podrían necesitarla. Este héroe murió dos meses después de la liberación del Alcázar por una septicemia producida por las heridas.

Estos son algunos de los héroes de la provincia de Toledo. Así podemos contar hasta un total de 3.327 repartidos por todos sus pueblos, todas sus ciudades y todos sus caminos, unos más conocidos, otros menos pero todos HÉROES.

Marta G-S.