Loading

wait a moment

FONDO REESTRUCTURACIÓN ORDENADA BANCARIA (FROB)

frob

Si tuviéramos que resumir en muy pocas palabras que es el FROB, el asunto sería más sencillo de lo que parece:

El FROB es un organismo público que resuelve intereses privados. Así de cortito y así de simple.

“Pero qué demagogos y exagerados sois los fachas” me decía el otro día un interlocutor ante esta definición. Somos muchas cosas, sin duda; fíjese usted que hasta podríamos ser acusados de poseer la clarividencia de Nostradamus, porque todas nuestras profecías realizadas en los años de la bendita transición se han ido cumpliendo inexorablemente y aquellas que no, están a un paso. Incluso hicimos cortos en algunos vaticinios arriesgados como en el caso del desfalco al Estado. Ni el famoso médico y astrónomo judío se hubiera atrevido a certificar semejante nivel de mangancia. Así que, demagogos, por los cojones.

Veamos qué es el FROB.
Es un organismo público, creado en el 2008 ante la bancarrota generalizada del sector financiero español. Su creación es votada por amplísima mayoría en la cueva de Alí Babá, más conocida como Congreso de los Diputados. La dependencia del organismo es directa del Banco de España; es decir, del Ministerio de Economía, y tiene la facultad extraordinaria de poder tomar el control de cualquier entidad financiera simplemente con el visto bueno del gobierno. Con dicha toma de control, el FROB adquiere el rango de propietario legítimo preferente de la entidad, siendo quien decide sobre su gestión.
A priori esta definición se aproxima mucho en el concepto a una nacionalización, por lo que hasta aquí, todo parece plausible.
Pero en la práctica, nada más lejos de la realidad.
La nacionalización -y citaré entrecomillado párrafo literal- es una herramienta económica recogida en la Constitución que, reconociendo la iniciativa pública en la actividad económica, faculta, en su artículo 128.2, a socializar intereses económicos: “Mediante Ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general”. Es decir, ya teníamos una ley.
Sin embargo, el FROB fue aprobado dentro de los planes de rescate e incentivación de la economía, con la finalidad de gestionar los procesos de reestructuración de entidades de crédito y reforzar sus recursos en los procesos de integración.

“Bueno, ¿pero había que sanear la banca, no?”. Otra mentira. En su reciente informe, el FROB daba por perdida la mayor parte de las ayudas a la banca, 36.931 millones de euros, de los 52.000 millones que se han inyectado. Estas son las mayores pérdidas registradas nunca por una sociedad española. Y, como si tal cosa, las hemos asumido los contribuyentes, es decir, el pueblo español. Mientras, el Fondo de Garantía de Depósitos, sostenido por las patronales de las entidades financieras, el sector que recompra los bancos y cajas intervenidos una vez “saneados”, aportó al proceso unos 13.356 millones.

Como muestra, un botón: Solo entre 2011 y 2012, la suma “perdida” en el Banco de Valencia alcanzó los 5.498 millones. No obstante, esta entidad, una vez “saneada”, fue vendida por un euro a CaixaBank, el nuevo gigante financiero.
A mí, personalmente, no me recuerda mucho a una expropiación.

De esta manera los españolitos, le estamos enjugando al sector financiero sus pérdidas en unas cifras similares a las que se nos ha sustraído en los últimos años entre Eres, pagas y recortes en Sanidad y en Educación.

Con que demagogos… ¡¡anda a la mierda!!
LARREA – OCT/2014

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies