CONFESIONES DE UN MIEMBRO DESCOMUNAL

 

Aunque por irreverente
me encadenen a una argolla
es hora de ser valiente:
Confieso que tengo polla.

No quisiera ser grosero
al pronunciar lo innombrable
pero he de ser sincero:
Tengo un pene presentable.

Reconozco, algo confuso,
que aunque ya no sean muy nuevos
están todavía en buen uso:
Tengo un cimbel y dos huevos.

Si hay un progre julandrón
que lo obvio va negando,
que observe con atención
a su mamá trabajando.

Y ya sé que es una pena
pero he de admitir, contrito,
que cuando veo a la Carmena
se me va encogiendo el pito.

Pero si insiste Cifuentes,
aunque sea con menoscabo,
no le pondré inconvenientes
si quiere tocarme el nabo.

J.L. Antonaya

 

ant-03

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies