EL NIÑO QUE QUERÍA SER CABRA

Erase una vez que se era un niño normal. Cada mañana, entre atisbos de claridad y mantas que se ordenaban correlativamente con la sábana, recibía un beso de su madre con palabras Continuar >>

VALLISOLETANOS CAMINO DE EL ALTO DEL LEÓN

Los muchachos de Castilla dejaron la miés dorada Y por los caminos blancos se fueron a la montaña Camisas, color de cielo bayonetas, color de plata Y en el pecho cinco flechas Continuar >>

POR UNOS CUESCOS Y CUESCAS IGUALITARIOS E IGUALITARIAS

Circula por Internet un cartel insoportablemente machista y discriminatorio, creado en la sucia y primitiva mente de algún fachalócrata y, con toda seguridad, seguidor de El Fary, que hiere profundamente la sensibilidad Continuar >>

CAMBIO CLIMÁTICO, ECOLOGÍA Y ORGANIZACIONES DEL ÁREA

El calentamiento global avanza imparable. Los expertos anuncian un incremento de la temperatura media del planeta de 8 grados en pocos años. Madrid tendrá entonces el clima de Las Vegas, que está Continuar >>

¿POR QUÉ YA CASI NO HAY POETAS NI GUERREROS?

La poesía y la guerra nacieron juntas. Cuando el hombre tantea la muerte, siente indefectiblemente la necesidad de vincularse a algo más elevado que él mismo, superándola. Los pueblos indoeuropeos nos han Continuar >>

CARTA ABIERTA A NUESTRA “LIMPIA, FIJA Y ESPLENDOROSA” RAE

En primer lugar, mi agradecimiento por la labor que realiza la totalidad del personal de la RAE (¡chupiiii! No me ha hecho falta escribir los/las miembros/miembras -entiéndanme… suena fatal y restringe el Continuar >>

“HATER”

En la neolengua que nos azota, plena de anglicismos, ha surgido un nuevo palabro: “Hater”. En castellano, lengua en expansión en el mundo y en retroceso en España, sería “odiador” y hace Continuar >>

 

EL GRAN ROBO

ANT-04

Primero nos robaron el Valor.

Sus pusilánimes discursos, emponzoñados de pacifismo y mentiras, hicieron que nos avergonzáramos de nuestra estirpe guerrera.

Luego nos robaron la Dignidad.

Y nos pareció normal que los corruptos y los traidores nos gobernasen.

Después nos robaron la Historia.

Y nos adoctrinaron en la mentira de falaces revanchismos resentidos y en el odio a nuestra Patria y a nuestra Raza.

Era necesario para que nadie protestase cuando llenaron de extraños nuestra tierra.

Una invasión que les facilitó el siguiente robo.

El de nuestra Identidad.

Y ya no nos importó diluir nuestra estirpe en una turbia confusión de sangres mezcladas y revueltas.

También nos robaron la Decencia.

Y nadie protestó cuando repugnantes sodomitas impusieron su inquisitorial tiranía contra cualquiera que cuestionara su dogmática depravada.

Ahora nos roban la inocencia de nuestros hijos con demenciales mandamientos para aturdirlos en una retorcida confusión sobre su propio sexo.

Y ya nadie puede detener el robo porque han convertido la Verdad en el peor de los delitos.

J.L. ANTONAYA

 

ANT-04