Loading

wait a moment

EL GRAN ROBO

Primero nos robaron el Valor.

Sus pusilánimes discursos, emponzoñados de pacifismo y mentiras, hicieron que nos avergonzáramos de nuestra estirpe guerrera.

Luego nos robaron la Dignidad.

Y nos pareció normal que los corruptos y los traidores nos gobernasen.

Después nos robaron la Historia.

Y nos adoctrinaron en la mentira de falaces revanchismos resentidos y en el odio a nuestra Patria y a nuestra Raza.

Era necesario para que nadie protestase cuando llenaron de extraños nuestra tierra.

Una invasión que les facilitó el siguiente robo.

El de nuestra Identidad.

Y ya no nos importó diluir nuestra estirpe en una turbia confusión de sangres mezcladas y revueltas.

También nos robaron la Decencia.

Y nadie protestó cuando repugnantes sodomitas impusieron su inquisitorial tiranía contra cualquiera que cuestionara su dogmática depravada.

Ahora nos roban la inocencia de nuestros hijos con demenciales mandamientos para aturdirlos en una retorcida confusión sobre su propio sexo.

Y ya nadie puede detener el robo porque han convertido la Verdad en el peor de los delitos.

J.L. ANTONAYA

 

ANT-04

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies