LA TELEVISIÓN BASURA ES VENENO PARA TU ESPÍRITU

“El suicidio más acostumbrado en nuestro tiempo consiste en pegarse un balazo en el alma”. Nicolás Gómez Dávila. En su afán por vender productos televisivos que generen audiencias multitudinarias, algunas cadenas televisivas Continuar >>

CAMISA AZUL

En 1966 Jaime Campmany, columnista habitual en ABC desde 1977, publicó un célebre artículo en ‘Arriba’ sobre camisas azules que, según su hijo, fue malinterpretado por los falangistas de la época. Hoy Continuar >>

¿Y POR QUÉ NO?

“Muere David Rockefeller, y se leen y escuchan “historias” ¿increíbles?, que ese individuo fundido en platino era un reptil cubierto de piel, que sus ojos cambiaban de luminosidad y color en segundos… Continuar >>

DERECHOS Y LIBERTADES. LA MENTIRA PROPAGANDÍSTICA DEL FASCISMO TIRÁNICO

En un artículo publicado en El Cadenazo, que se titulaba “Autocrítica para salir fuera de la caverna”, hicimos pública nuestra opinión sobre una extendida, y a nuestro entender, errónea, actitud de la Continuar >>

EL SÍNDROME DE ESTOCOLMISTÁN

Se suele entender por Síndrome de Estocolmo, el transtorno sicológico que se produce en una persona secuestrada cuando termina por mostrarse comprensiva y empatizar con sus secuestradores. Por extensión, suele aplicarse a Continuar >>

LA GUERRA QUE VENDRÁ

Conforme se manifiesta con mayor claridad que la crisis económica no va a encontrar una solución satisfactoria, menos aún por parte de las clases políticas y financieras occidentales que la han provocado Continuar >>

NACER PARA NUNCA MORIR

“En Italia, compañeros, en Italia sólo había un socialista capaz de guiar al pueblo hacia la revolución: Benito Mussolini” LENIN A dos años vista del primer centenario, hoy es el aniversario de Continuar >>

 

¿”HAZTE OÍR” TIENE PENE?

ant8

Todos los aficionados a la Tauromaquia hemos tenido que sufrir, en alguna ocasión, a ese toro que tiene una salida al ruedo prometedora, y muestra, al inicio de la lidia, una embestida clara ante el capote pero que luego flojea ante el caballo, se duele en banderillas, mansea peligrosamente ante la muleta, poniendo en apuros al diestro, y se acaba aculando en tablas para, al final, tener que ser descabellado de forma poco lucida, entre la impaciencia y desencanto del respetable.

Con “Hazte Oir” y su autobús contra el dogma elegetebollero de género y génera ha pasado algo parecido a lo de ese toro que va de más a menos: Al principio, el hecho de proclamar los elementales y perogrullescos hechos biológicos de que los niños tienen pilila y las niñas chochete, ha sido un soplo de aire fresco en la letrina asfixiante de la inquisición hipócritamente correcta.

Todos los talibanes, marisabidillas y grandes rabinos de la sacrosanta dogmática progre, desde las cifus más pijas a las podemitas más hirsutas, pasando por toda suerte de mariposones radiofónicos, y bufones televisivos se han escandalizado histéricamente ante la proclamación de que el emperador va desnudo y, además, tiene polla.
Esta unánime reacción de la progredumbre de derechas e izquierdas contra la más elemental de las constataciones de la Naturaleza, ha puesto de manifiesto lo acertado de la campaña y lo peligroso que resulta, en el tiempo de la mentira, proclamar cualquier verdad, por obvia e inocente que sea.
Lo que pasa es que, si uno decide plantar cara al Gran Hermano y a su Neolengua y Doblepensar, debe saber que la Policía del Pensamiento Progre no le dará cuartel.

En el régimen que encarcela a unos españoles por proclamar en un cubil separatista que Cataluña es España, decir que el cielo es azul, que por la noche no hace sol o que Rajoy es una desgracia, empieza a ser peligroso.
Y a los monaguillos de Hazte Oir les falta casta y trapío para aguantar el castigo con una mínima entereza.
Igual que el toro manso, han empezado a acularse en tablas y a intentar congraciarse con el sanedrín hijoputesco adoptando como propia una de sus fobias más obsesivas, la del antifranquismo.

Y es que, en su propaganda respondiendo a la represión arcoiris, han puesto la foto de un par de niños saludando brazo en alto al multicolor trapo julandrón. Se trata de un montaje fotográfico sobre una foto de unos niños en la posguerra saludando a un retrato del Caudillo. Pretenden así equiparar el régimen de Franco con la actual tiranía de la dogmática de género. Es una forma de hacerles un guiño a sus verdugos: “Hey, fijaos, nosotros también odiamos a Franco, ¿lo veis? ¿LO VEIS? Porfa, Rita, no queremos arder como en el treinta y seis.”

Vamos a ver, capullines de sacristía: Los mastuerzos que tenéis enfrente, no van a respetaros porque mostréis vuestra cobardía intrínseca en el reflejo natural de la derecha meapilas de nadar y guardar la ropa.
Cuando los antecesores de los podemitas empezaron a quemar conventos y a “pasear” católicos, hubo lamecirios que en lugar de levantar una bandera de rebeldía en el Cuartel de la Montaña, se metieron debajo de la cama esperando que amainase el temporal. Y, claro, acabaron en la cuneta o en la tapia de algún cementerio.

Los del Cuartel también cayeron, pero luchando. Ya sé que vuestra mojigatería intelectual no lo entenderá nunca, pero esa es la diferencia que hay entre vosotros y nosotros.
La misma que la que hay entre el toro que muere con bravura embistiendo al matador y el cabestro tristemente apuntillado por un matarife. So gilipollas.

J.L. Antonaya

 

ant8