TODOS EN PIE POR ESPAÑA

Todos los lectores de El Cadenazo (por algunos foros llamado “El digital más odiado de España”) se han dado cuenta de que en él convivimos redactores con múltiples ideas y criterios. Del Continuar >>

SEXO, MENTIRAS Y CINTAS DE VIDEO

Escuchaba hoy divertido una tertulia en la radio acerca de lo saludable de la ingestión de frutas, justo en el momento en que al hablar de la pera alguno de los comentaristas Continuar >>

CATALUÑA YA TIENE SU ANA FRANK

Hay que apuntalar la nueva versión de la historia, así que pasen y vean la triste historia de Pilar Duaygües, una joven republicana que vivió el conflicto de nuestra Guerra civil en Continuar >>

ANNA GABRIEL EN CHICHIPEDIA

Chichipedia se actualiza sóla, luego vienen los humanos y rectifican. En lenguaje teleco: han troleado la entrada. Gracias por las risas, anonymous. A. MARTÍN   https://es.m.wikipedia.org/wiki/Anna_Gabriel   Continuar >>

YA ESTABAN TARDANDO EN SACAR A HITLER

Si hay que demonizar, nada mejor que los nazis. Esta vez el tadem Hitler-Gobbles ejercen de Satanás-Abraxas en el aquelarre separatista. ¿Cómo se puede ser tan ignorante y tan hijo de puta Continuar >>

REVOLUCIÓN PATRIÓTICA, ÚNICA SOLUCIÓN

  Ante los acontecimientos desatados por la deriva sediciosa del Gobierno independentista de la región, nos hemos encontrado con una sorpresa. La sorpresa la ha dado el pueblo llano, la gente sencilla Continuar >>

ACIMJI EN BARCELONA EL 12 DE OCTUBRE

  El pasado día de la Raza y de la Patria 12 de Octubre, ACIMJI estuvo donde tocaba estar, en Barcelona, para gritar bien alto que España no se rompe y que Continuar >>

 

MALAGUEÑAS

Porque me veas con otra,
no dudes de mi querer.
La sangre se da mil veces,
y el corazón, una vez.
No vuelvo a verte en la vida,
ni por tu calle a pasar.
Tu carita con la mía
no se vuelven a juntar.
Los siete sabios de Grecia
no saben lo que yo sé…
Las fatigas y el tiempo
me lo hicieron aprender.
Yo pensaba haber cogido
la naranja y el azahar…
Con hacer leña del tronco
me tuve que contentar.

Las penas que tú me das
son penas y no son penas,
que tienes cositas malas
y tienes cositas buenas.

Si te quise, no lo sé;
si me quisiste, tampoco…
Pues borrón y cuenta nueva:
yo con otra, y tú con otro.

No te pongas a pensar
en lo que nos ha pasado…
Y, si a la gente le pesa,
que nos quiten lo bailao…

Por querer a una mujer
un hombre perdió la vida.
Y aquella mujer perdió…
la diversión que tenía.

A la orillita del río
me pongo a considerar:
mis penas son como el agua,
que no acaba de pasar.

Publica la enfermedad
aquel que espera el remedio.
Yo no pregono mis males,
porque curarme no quiero.
A la Virgen de los Reyes
de rodillas le pedí,
serrana, que me quisieras
o yo te olvidara a ti.
No sólo canta el que canta,
que también canta el que llora…
No hay penita ni alegría
que se quede sin su copla.
Desde la una a la una,
desde las dos a las dos,
son las veinticuatro horas,
que te estoy queriendo yo.
Han alargado tu calle,
que ahora llega hasta la plaza,
y antes no llegaba más
que a la puerta de tu casa.

Este querer que te tengo
me tié que costar la vía…
Si no me quieres, de pena;
si me quieres, de alegría.

Por toas partes se va a Roma,
dice un antiguo refrán.,
Y yo, por toítas partes,
voy a tu casa a parar.

Ya te lo decía yo
que aquello se acabaría,
que en la casa de los pobres
dura poco la alegría.

Cuando me miras, me matas…
Y si no me miras, más.
Son puñales que me clavas
y los vuelves a sacar.

Cuando me pongo a cantar,
me salen, en vez de coplas,
las lágrimas de los ojos
los suspiros te la boca.

Bendita sea mi tierra.
Bendita sea Sevilla.
Sevilla tiene a Triana.
Triana tiene a mi niña.
¿Para qué quieren oír
y para qué quieren ver
oídos que no la escuchan,
ojitos que no la ven?
Te quiero, porque te quiero,
no por interés ninguno;
dinero sin gusto es ná,
y el gusto siempre es el gusto.
La Virgen de la Esperanza,
aquella que está en San Gil,
aquella Señora sabe
lo que yo te quiero a ti.
Mi mal no tiene remedio;
ésta sí que es la verdad…
Tus ojos, chiquilla, han sido
causa de mi enfermedad.

Con toíto lo que puede
el Señor del Gran Poder,
me dijo que no podía
curarme de tu querer.

Lloraba gotas de sangre,
y mis lágrimas bebía
porque no supiera nadie
lo que por ti padecía.

A mi mare, en la agonía,
le juré no verte más…
Si cumplo mi juramento
la vía me va a costar.

¡Ay maresita del Carmen,
qué pena tan grande es
estar juntito del agua
y no poderla beber!

Camino que no es camino
de más está que se emprenda,
porque más nos descarría
cuanto más lejos nos lleva.

Manuel Machado

 

ALB9