CONMEMORACIÓN DEL HOLOCAUSTO

Todos los días, ante la vista del mundo, Israel comete crímenes de guerra como éstos, desde hace más de 69 años. Todas y cada una de las personas que los pasados dias Continuar >>

30 DE ABRIL

30 de Abril. Día de la partida. “Hermod, sube a mi caballo Sleipnir y cabalga hacia el Reino de Muspelheim. Allá encontrarás ahora a Baldur. Pide que nos sea devuelto.” Los Asen. Continuar >>

UN POCO DE CASTA BASTA…

Echenique, este argentino al que al parecer no le gusta nada nuestra Patria ni sus tradiciones, muy rojo él, ha sido también famoso por pagar en negro a su asistente. Es tan Continuar >>

SAN GOOGLE DIXIT

En Colombia, como aquí, lo tenemos claro: la riqueza del lenguaje nos engrandece. A veces, Google tiene su gracia. A. MARTÍN   Continuar >>

REFLEXIONES FASCIO-NIHILISTAS

“Esclavo es aquél que espera que alguien venga y lo libere” Ezra Pound. ¿No habéis tenido nunca la sensación de que nos toman el pelo a los militantes NR de buena fe?, Continuar >>

LA HISTORIA PROSCRITA

Una obra monumental en cuatro tomos de inspiración revisionista. Se pude adquirir al editor o a través de Amazon. EL CENIZO     Reseña del editor: Nunca en la historia de la Continuar >>

LA CORRUPCIÓN, PILAR DEL CAPITALISMO

A escala internacional, la corrupción alcanza hoy, en la era de la globalización neoliberal, una dimensión estructural. Su práctica se ha banalizado igual que otras formas de criminalidad corruptora: malversación de fondos, Continuar >>

 

EL CASOAISLADISMO PERTURBATUS ¿SÍNDROME CONGÉNITO O EPIDEMIA?

ant14

Cuando escribo estas líneas, se ha detectado un nuevo brote de CP (Casoaisladismo Perturbatus) en la Pérfida Albión.

Expertos médicos consultados por esta Redacción empiezan a sospechar que el nuevo síndrome pudiera tener un carácter contagioso al ser cada vez más numerosos los casos detectados en varias capitales europeas.

Uno de los síntomas más llamativos de la nueva enfermedad es la necesidad compulsiva de gritar “¡Allahu Akbar!” por parte del afectado antes de emprenderla a machetazos con las personas más cercanas. En ausencia de machete, el paciente tiende a atropellar con coches o camiones a sus conciudadanos o, si dispone de arma de fuego, a liarse a tiros. Estos síntomas son esgrimidos torticeramente por elementos desestabilizadores para vincular estos casos con el Islam.

Nada más lejos de la realidad: como sabiamente nos advierten periodistas, políticos, tertulianos y obispos, el hecho de que invoquen a Alá no tiene nada que ver con el Islam que, como es sabido, es una religión de paz y amor.
Al parecer, los afectados por el síndrome gritan eso como podrían gritar ¡Viva la tuna! o ¡Aúpa el Alcoyano!.

El hecho de que los afectados por los brotes de CP sean refugiados antiguos combatientes de Al Nusra y de otras bandas islámicas tampoco es relevante. A ver si vamos a volvernos paranoicos, coño.

J.L. Antonaya

 

ant14