Loading

wait a moment

1º DE ABRIL, VICTORIA

España herida, ronca de estertores,
yacía junto a la fosa y, sin embargo,
se despertó furiosa del letargo
para enterrar a sus enterradores.

Hoy decretan histérica memoria
los que proscriben gestas y nobleza.
Les sigue abochornando su vileza.
Y les sigue escociendo la Victoria.

No importa. Sus arcadas de bilioso
son floridos laureles honorables
en este oscuro tiempo emputecido

Lo ofensivo, insultante y deshonroso
sería el elogio de estos miserables
que embozan su ignominia con olvido.

J.L. Antonaya

ANT-2

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies