RESUMEN HOLOCÁUSTICO DEL AÑO. TOP TEN

Acaba el año y ha habido entre las cientos de historias holocáusticas, dos entrañables. La primera fue el Concurso de Misses Supervivientes del holocausto. Antes muertas que sencillas. La segunda, ésta. Los Continuar >>

CAPITALISMO SALVAJE

Mucho exigir al trabajador, pero poco dar… MBARETÉ   Continuar >>

PREMIO NOBEL DE LA PAZ

“Nuestra raza es raza de amos. Somos dioses divinos en este planeta. Somos tan diferentes de las razas inferiores como ellos lo son de los insectos. De hecho, comparando nuestra raza, las Continuar >>

TÓCAMELA OTRA VEZ, SAM

  España por fin es un país de pandereta, lo han conseguido aquellos que tanto afán historicamente han puesto en ello. Y no, no me estoy columpiando con el verso de Machado, Continuar >>

DETENIDOS: TESTIMONIO DE NIÑOS PALESTINOS ENCARCELADOS POR ISRAEL

  En los últimos 11 años, según la Defensa Internacional de los Niños, unos 7.500 niños han sido detenidos en las cárceles israelíes y centros de detención. Muhammad Daoud Dirbas, a la Continuar >>

ACIMJI MULTA

acimjimulta@gmail.com Este es el correo habilitado para devoluciones y que todo aquel camarada, amigo, simpatizante o sencillamente lector de El Cadenazo que lo desee, pueda solicitar el donativo con el que nos Continuar >>

SALUDO A NUESTRO ESTILO

  Aún tienen los camaradas -los de verdad- esa capacidad de emocionarme en algunas ocasiones; y en todas, cuando es de ti de quien hablan. Hace pocos días, Alvaro y yo intentábamos Continuar >>

 

ALEGRÍA, CANCIONES Y FUSILES

Nuestras canciones son antorchas fragantes en vuestra oscuridad pestilente.
Nuestras risas son desafíos a vuestra inmundicia obligatoria.

Nuestras manos abiertas son un saludo de esperanza frente a vuestros impotentes puños crispados.
Nosotros tenemos Patria, Raza y Tradiciones. Vosotros sólo unas confusas consignas de resentimiento.

Nuestros sueños son vuestras pesadillas.

Por eso, aunque ahora estemos inermes, heridos y cansados, nos seguís temiendo.
Porque en nuestra mirada clara veis reflejado el fuego inmisericorde de vuestra derrota inevitable.

Y porque sabéis que, cuando llegue la hora de la pólvora y la sangre, no haremos prisioneros.

J.L. Antonaya

 

ant18