OLOR A MUERTO

Un omnipresente hedor a carroña preside esta hora de los enanos.
La palabra más repetida en las noticias: Corrupción.
La muerte preside el acontecer y los discursos.

La muerte que trae la horda sarracena a bordo de camiones asesinos.
O la muerte de las alevosamente olvidadas víctimas de las alimañas etarras.
Muertos muy molestos e impertinentes que hay que silenciar.
Para que no estorben a los beneficiarios y palanganeros de hediondas treguas y procesos.

La muerte de la dignidad de una Nación.
El solar patrio es un cadáver podrido cuyos pedazos se disputan hienas separatistas.
“¿España? Sólo un nombre.”
Cernuda anticipó nuestra muerte colectiva.

Los parlamentos y monipodios de la democracia zombi son hediondos pudrideros en los que se amontonan necrófagos.
Invocan memorias falaces para que se profanen las tumbas de sus vencedores.
Desahogan su resentimiento cobarde contra los huesos indefensos de los héroes.
Esgrimen leyes putrefactas para que los callejeros no recuerden a los mártires.

Y ya todo es podredumbre.

J.L. Antonaya

 

ant-8

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies