EL AMIGO INVISIBLE

rajoy
Algo no me daba buena espina de ese tipo pero no acababa de saber qué, hasta aquel día del debate en que como una aparición Mariana, lo vi claro.
Allí estaba Rajoy con la mirada extraviada diciendo una serie de tonterías que aparentemente no tenían ninguna explicación. “¿Cuál es el precio de los chuchesss? “.

¿Qué podría ser aquella gilipollez?, ¿un mensaje en clave para alguna secta?, ¿una apuesta -“ a que no hay huevos a decirlo Mariano”-?, ¿un guiño a un antiguo amor, tal vez de sus correría de universitario por Portugal?. Difícil de saber.. y de repente, ahí estaba la respuesta: en su mirada.
Mariano no miraba a cámara, en realidad estaba manteniendo una conversación coherente con alguien que no era ninguno de los que se habían quedado boquiabiertos aquella noche frente al plasma.
Coño claro, ya está, ¡¡Rajoy tiene un amigo invisible!!. Y lo peor no fue este descubrimiento -ejem, ¿quién no ha tenido alguno?- Lo peor fue la constatación de que el amigo invisible de Mariano es… ¡¡“el señor de los caramelos”!!. Del catalogo de las amistades peligrosas de Pierre Choderlos, fue a escoger la peor.
Mal asunto.

Puesto en contacto telefónico con el gabinete del candidato de las Gaviotas, claramente pude oír un chasquido de contrariedad en mi interlocutor.
– Pardiez (ellos nunca dicen palabrotas), ¿cómo lo ha descubierto?.
– Pues no fue sencillo, su mirada a Cuenca y el sinsentido del discurso me pusieron sobre la pista.
– Confiábamos en que la gente pensara que se trataba de una apuesta, un guiño a un antiguo amor o una clave entre sectistas.
– La lleváis clara macho; si lo he descubierto yo, los cerebros del Gobierno ya lo saben fijo.
– Lo de cerebros en el gobierno es un eufemismo, pero en fin, esos ya hace tiempo que lo saben pero callan porque ZP también tiene uno. En realidad, una.
– ¡ No jodas !.
– Sí, es Leire Pajín, pero chitón.
– Perdón, pero Leire no es invisible, es inmirable, que es diferente.
Dicho esto colgué el teléfono porque la conversación comenzaba a ponerse escatológica y uno tiene sus pudores que pa eso fuí a los Escolapios.
Mucho ha llovido desde aquello –en realidad poco, pero es frase hecha– y el rumor se hizo clamor: “Rajoy tiene un amigo invisible”.
Unos dicen que es Astuto Mas. Otros que si Bárcenas. Los más picarones dicen que su “amiguito” invisible es little Nicolás, y luego están los más audaces que afirman que nadie es tan amigo de Mariano como Iglesias, porque con su coleta y sus propósitos le va a ayudar a seguir cuatro años más de cuchipanda en Moncloa.

Pero todo eso son hablares por no callar porque todos esos personajes son de carne y hueso, con lo que no entrarían en el protocolo de la invisibilidad.
Ya estoy imaginando al hombre de los caramelos en la puerta de los Jesuitas de León iniciando aquella entrañable amistad con Marianín.
En el PP, también conocido como Partido del Pretexto, ante el temor de que este asunto se les acabe yendo de las manos, han puesto en marcha unas contramedidas a la altura de su intelecto y han lanzado la campaña “Pablo Iglesias también tiene un amigo invisible y es Karl Marx”.
¡¡Chivatos!!

LARREA    NOV/2014

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies