¿HELP CATALONIA? ¿SAVE EUROPE?

  En el mes de Febrero de 2014, los manifestantes de una Ucrania que terminaría abandonada por sus valedores externos y sangrando en Guerra Civil, lanzaron un vídeo en el que hacían Continuar >>

PASSAPONTI: EJEMPLO DE MILITANCIA

“Quise cruzar la vida con la luz del rayo, que el espacio alumbra, seguro de no vivir más que un instante, seguro de no morir debilitado. Así como el rayo: corto, breve, Continuar >>

PROSTITUCIÓN EN FACEBOOK, LEGAL

Supongo que cualquiera que tenga Facebook recibe este tipo de perfiles con solicitud de amistad. Lo que ofrece el perfil es claro: sexo. Esas famosas “Normas Comunitarias” por las que muchos hemos Continuar >>

TODOS EN PIE POR ESPAÑA

Todos los lectores de El Cadenazo (por algunos foros llamado “El digital más odiado de España”) se han dado cuenta de que en él convivimos redactores con múltiples ideas y criterios. Del Continuar >>

SEXO, MENTIRAS Y CINTAS DE VIDEO

Escuchaba hoy divertido una tertulia en la radio acerca de lo saludable de la ingestión de frutas, justo en el momento en que al hablar de la pera alguno de los comentaristas Continuar >>

CATALUÑA YA TIENE SU ANA FRANK

Hay que apuntalar la nueva versión de la historia, así que pasen y vean la triste historia de Pilar Duaygües, una joven republicana que vivió el conflicto de nuestra Guerra civil en Continuar >>

ANNA GABRIEL EN CHICHIPEDIA

Chichipedia se actualiza sóla, luego vienen los humanos y rectifican. En lenguaje teleco: han troleado la entrada. Gracias por las risas, anonymous. A. MARTÍN   https://es.m.wikipedia.org/wiki/Anna_Gabriel   Continuar >>

 

EN HONOR AL FALLECIMIENTO DE ERNST ZUNDEL (II)

EL DELITO DE OPINION EN EL CASO DE E. ZUNDEL

 

Si se pregunta a cualquier gobierno democrático, y mucho más a cualquier persona de la calle, si hay delitos por mera opinión en las democracias, todos responderían que no, que eso es impensable, y sin embargo no solo existen sino que son ampliamente utilizados. Esa hipocresía no debe extrañarnos pues incluso en la URSS de Stalin ‘no había delitos de opinión’, pues todos eran considerados delitos penales ‘comunes’.

Uno de los casos más extremos de persecución está actualmente de actualidad, es el de Ernst Zundel, alemán afincado en Canadá desde hace más de 30 años.

Ernst Zundel fue discípulo del dirigente nacionalista canadiense católico Adrien Arcand, quien le enseño a descubrir las mentiras del sistema, sabiendo desenmascarar su hipocresía. Arcand creó el Partido de la Unidad Canadiense, con la revista Serviam. En 1939 fue encerrado, junto a otros muchos, en un campo de concentración sin juicio por ‘ser un peligro para la seguridad de Canadá’… similar razón por la que se deportó a los judíos en Alemania… pero al acabar la guerra no se compensó en nada a Arcand, nunca recibió las compensaciones económicas que reclaman y logran en abundancia los judíos perseguidos en Alemania.

En 1983 empieza la persecución en Canadá contra Zundel.

El Primer juicio fue por ‘difundir falsedades’, al editar Zundel el texto ‘¿Murieron realmente 6 millones?’. En 1984 una bomba sionista destruye la casa de Zundel, pero la policía nunca se interesó por el caso. Con la ayuda de camaradas de todo el mundo se reconstruyó.

En 1985 se pronuncia sentencia del primero proceso de 1983, y se le condena, pero recurre a la Corte Suprema, que lo absuelve y reconoce que el juicio de 1983 fue una farsa, afirmando que no hubo difusión de falsedades manifiestamente evidentes.

En Enero 1989 empieza el segundo juicio. La Jewish Defense League se basa esta vez para procesarle en una ley inglesa de 1.275 (¡parece una broma pero es real, dado que Canadá está unido legislativamente a Inglaterra) llamada la ‘Ley de Falsas Verdades’ que condenaba a locos que difundieran mentiras absurdas.

Especialistas revisionistas como Irving, Leuchter, etc… participan en el juicio … y en 1992 la Corte Suprema de Canadá anula la Ley de ‘Falsas Verdades’ por anti constitucional y absurda.

En 1995 empieza el tercer juicio, que será el más peligroso. Se trata de acusarlo de ‘conspiración para difamar a los judíos‘y ‘atentar contra la seguridad de Canadá’.

Aunque al principio, en 1996, se anula este proceso por lo penal, por considerar la Corte que es una persecución política, las organizaciones sionistas toman otro camino: Dado que no pueden condenarlo penalmente, se orientan a hacerlo expulsar de Canadá por ‘atentar a la seguridad de Canadá’. Al ser una decisión política y no penal, la Corte Suprema no puede intervenir, es una decisión gubernativa. La idea es lograr llevarlo a Alemania donde las leyes contra las dudas sobre el presunto Holocausto son extremas y podrían allí condenarlo aunque Zundel haya estado siempre en Canadá.

La base jurídica en Alemania sería que Zundel tenía en Canadá una WEB revisionista donde se ponían textos en alemán, y editaba la revista ‘Germania’ que enviaba a personas de Alemania. Alemania considera delito de opinión penal con hasta 5 años de prisión las dudas sobre el Holocausto si se editan en alemán incluso en el extranjero, en países donde este delito de opinión no exista. Esta barbaridad de ley ya se usó para procesar y condenar a G. Lauck, estadounidense. Esta ley es similar a la que el Estado de Israel tiene, que condena incluso a los extranjeros que hayan dudado del dichoso Holocausto en cualquier medio o lengua.

Zundel marcha a USA, pero sin visado, que no se le concede, para evitar la extradición desde Canadá a Alemania. En 2003 será extraditado de USA como ‘inmigrante ilegal’ pese a estar casado con una americana y que millones de inmigrantes ilegales inundan USA sin ser jamás deportados. La decisión es claramente política, debida a las presiones sionistas.

En Canadá es detenido y estará 2 años encarcelado en Canadá sin cargos, acusado de ‘ser un peligro para la seguridad de Canadá’, lo que es jocoso en una persona que jamás ha usado la violencia y cuyo único tema es escribir contra las mentiras sionistas.

El 2 Marzo 2005 extraditado a Alemania donde es juzgado y condenado a cinco años de prison, saldrá en el 2010….  y todo por haber opinado que la versión oficial de los hechos ocurridos en Alemania desde 1940 a 1945 no son reales. Sin haber jamás efectuado acto hostil, ni violento, ni promover violencia alguna.

De este caso inaudito no solo debemos sacar la conclusión de la dictadura democrática, su hipocresía y su persecución sobre delitos de mera opinión, sino que quizás es aun más importante otra conclusión: Si Canadá llega a considerar a una persona como Zundel ‘peligro para su seguridad’ se debe solo y exclusivamente al enorme poder que los sionistas tienen en el gobierno de Canadá, puesto que es más que evidente que Zundel no representaba peligro alguno para Canadá. Ese poder oculto es realmente el problema esencial y la razón básica de la actitud anti sionista. No se trata de una xenofobia contra ‘los judíos’, sino de una actitud de lucha contra un poder mediático, económico y político oculto sionista.

zundel1