EL ESTILO DEL MONTAÑERO SEGÚN JULIUS EVOLA

  Todos los que hacen montañismo en serio, que escalan, que superan crestas, paredes, salientes, canales helados y comisas, se apropian una especie de modo de ser común, los rasgos principales del Continuar >>

CONTROL A LAS MASAS POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y OTROS

¿Somos parte de un lavado de cerebro masivo que nos lleva a ser una civilización de autómatas consumistas, algo muy conveniente para las grandes empresas de comunicación y conglomerados que crean productos Continuar >>

LA CAMARADERÍA: ORIGEN ESPAÑOL DEL TÉRMINO

  Su origen viene de cuando los Tercios españoles tenían que prolongar su estancia en algún lugar. Entonces se reunían en grupos de ocho o diez para hacer “camarada” o “camareta”. Así Continuar >>

SOBRAN LAS AUTONOMÍAS. ¡NO CON MIS IMPUESTOS!

Son el verdadero agujero en las cuentas públicas españolas. El recorte que más necesitamos pero en el que paradójicamente ningún partido quiere meter la tijera. Ya no es cuestión sólo de los Continuar >>

NO SON NOTICIEROS RUSOS, SINO BILL GATES Y SU PORTAL MSN

Millones de lecturas diarias… Si un día nos habla de la cirugía estética de la Reina Letizia, otro nos cuenta las amantes solteras que de soltero tuvo el Rey Felipe VI, o Continuar >>

A VER CÓMO TE LO DIGO, CELIA.

  Venga, empecemos por su biografea, pues hay que informarse; además así no me acelero y pierdo el norte. Y no es para menos, y además por si alguien es de estómago Continuar >>

ACERTIJO

  Putiferio de inanes y capones; Almoneda de putas y cornudos; Lupanar de payasos y bufones Aspaventeros que se creen sesudos. Cochiquera de ruines y rufianes; Insufrible corral del esperpento; Oratorio de Continuar >>

 

RECUERDA

 

Estamos en territorio enemigo y nadie nos dará cuartel. Somos la bestia a batir. Nunca lo olvides.

No esperes justicia de sus tribunales. Cuando condenan a unos patriotas por gritar “¡Cataluña es España!”, cuando persiguen injustamente a los que disentimos de sus dogmas antiespañoles, cuando cierran librerías por vender libros que proclaman verdades incómodas o cuando se dejan impunes las cobardes agresiones de los antifascistas, debes recordar que lo de la independencia judicial no es más que el enésimo embuste para consumo de imbéciles y paniaguados. No lo olvides.

Los jueces sirven a su amo y se mueven, como la mayoría, por el miedo a perder su posición y por la ambición de más prebendas. No hay justicia para los patriotas. Cualquier atropello contra nosotros será aplaudido por la inquina de derechas e izquierdas. Que no se te olvide.

Los jueces no frenarán el talibanismo revanchista de los resentidos que destrozan monumentos y cambian el nombre del callejero para sepultar la memoria de los héroes que les vencieron y de los mártires que asesinaron. Tenlo claro.

Los militares no frenarán el crimen secesionista. Cuando alguien les recuerde que juraron defender la Unidad de España esgrimirán confusas razones sobre constituciones y legalidades para justificar su cobardía. Recuérdalo.

Los políticos no frenarán la invasión islámica. Los musulmanes ya imponen su cultura en Europa con el aplauso gregario de buenistas, traidores y estúpidos. De derechas y de izquierdas. Responden a sus atentados y a sus exigencias con subvenciones y con abrazos. Recuérdalo cuando vengan a pedir tu voto.

Y, sobre todo, recuérdalo dentro de unos años, cuando tus hijas sean obligadas a cubrirse la cabeza y cuando algún fanático con barba y mal olor te diga lo que puedes y no puedes comer. No lo olvides.

Jueces, militares y políticos sólo son burócratas temerosos y mezquinos. No esperes nada de ellos. Hace mucho tiempo que el patriotismo, la dignidad y la honradez son conceptos molestos para esa casta de tiralevitas, vistan toga, traje o uniforme. Tenlo presente.

Y cuando los demócratas te vengan con sus cuentos de tolerancia y con sus farisaicos y afeminados mantras, recuerda a los patriotas de Blanquerna, recuerda a Josué, encarcelado por defender su vida, recuerda los aquelarres proetarras de “tiro al facha” bendecidos por los tribunales, recuerda a Pedro Varela, perseguido por defender la verdad.

Y recuerda a Juan Ignacio y a todos los que cayeron por oponerse a la ignominia y a la traición.

No lo olvides nunca.

J.L. Antonaya

 

ANT-2