BUFONES, ENANOS, NEGRILLAS Y LOCOS EN LA CORTE ESPAÑOLA

 

Aunque desde la Edad Media se tiene conocimiento de la figura del bufón en numerosas cortes europeas, en España son los Austrias los que ponen de moda el rodearse de seres deformes, sobre todo enanos, así como de locos como forma de distracción y entretenimiento.

Desde entonces, en la Corte española nunca han faltado los bufones, enanos y orates para deleite y solaz de los monarcas.

Pintores como Velázquez, Tiziano, Herrera o Sánchez Coello plasmaron en sus obras numerosos retratos de estos personajes . Además de los enanos y los locos, nuestros monarcas tenían como “gente de entretenimiento” a negros y moros, tal como atestiguan documentos como, por ejemplo, un curioso apunte de 1665 en un libro de contabilidad de la Corte llamado “Cuentas de mercaderes” que dice así:

«En 16 de diciembre, tres varas de bayeta negra de Alconcher para monjil con manga de punta que Su Majestad hizo merced a una negrilla que juega con el rey»

Parece ser que estas “negrillas” eran enanas de etnia africana o sarracena que formaban parte de la Corte en la misma calidad que los bufones y enanos y su función era entretener al monarca con juegos y gracietas.

Algunos eran personas de cierta instrucción y cultura. Ciertas crónicas hablan de un tal Juan Bautista de Sevilla, conocido como “Bautista el del ajedrez” que era un enano que jugaba e instruía en este juego a Felipe IV.

Ver a monarcas españoles rodeados de enanos, negrillas y orates no es, como pudiera parecer, un espectáculo tan insólito.

J.L. Antonaya

 

ant-4

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies