LA PROFECÍA

En 1980, Josep Tarradellas, antiguo icono del catalanismo en el exilio, hacía las siguientes declaraciones a Diario 16:

“Yo creo que tal como van las cosas, si se continúa por este camino, nos vamos a encontrar, aparte de con decenas de millares de funcionarios que van a ingresar en las autonómías, con tres o cuatro mil cargos políticos que no sé cómo lo va a poder aguantar el país, con organismos y más organismos y esto no es ni útil ni conveniente.
Mientras tanto, si no hay unidad en España, en Cataluña, en el País Vasco, en todo el país, no nos salvamos…. Con 17 Parlamentos, 17 Gobiernos, 17 Policías Autonómicas, millares y millares de funcionarios y de atribuciones, con todo este maremágnum, sin tener estructura federal, francamente quisiera equivocarme, pero no creo que podamos salir adelante.
Y conste que no soy federalista, ni lo he sido nunca; si acaso soy federalista de Europa: el federalismo en España sería un error. Me parece que unas autonomías administrativas o unas mancomunidades de provincias podrían haber sido mejor solución que este maremágnum en que estamos inmersos ahora.
Hemos corrido demasiado y las cosas no marchan como debieran y de ello todos somos culpables, tanto el Estado como los ciudadanos. Por otro lado, los partidos políticos tienen que pensar más en el país que en ellos mismos”.

37 años despues de estas declaraciones -curiosamente casi los mismos que “el Honorable President” permaneció en el exilio- los vaticinios del viejo republicano catalán asemejan un Oráculo al pie del Parnaso.

Nadie le quiso escuchar… ¿de qué me suena eso?.

LARREA    SEP/2017

Be Sociable, Share!

    3 thoughts on “LA PROFECÍA

    1. Es la eterna constante de España, ya anunciada por Ortega y Gasset: la decapitación en plaza pública de todo aquel que destaque por encima del vulgar nivel de la masa, con la inteligencia suficiente de poder intuir el futuro, y pretender cambiar actitudes y comportamientos. Y eso es muy incómodo, aún viniendo de una metamorfosis complicada como la que experimentó el antiguo Conseller de Economía, con Companys, y presidente de la Generalidad, en el exilio, al que pronunció el “¡Ja sóc aquí!”, en 1977.

      1. Cierto.
        Hay que pensar que los años vividos en Mexico o en Francia -muchos años- le dieron otra perspectiva menos provinciana y más realista (lo que se viene a llamar “hombre de estado” .
        Los nuevos nacionalistas (surgidos de la Banca Catalana) le acusaban ante los medios por lo bajini de “estar gagá”, pero los hechos históricos ponen a cada uno en su sitio.
        Desde El Cadenazo luchamos cada día porque la historia que no interesa, no caiga en el olvido.
        Gracias por su aportación.

    2. Con las autonomias, los que estaban metidos en los partidos y los vividores en general, vieron claro que habia chollo para todos ellos. Habia miles de cargos para trincar nominas, dietas, etc. Por eso todos los partidos( de izquierda y derecha) se pusieron de acuerdo rapidamente. Habia dinero para todos y de por vida. Y si ahora quitasemos las autonomias se irian al paro y¿ de què vivirian?

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies