LA “SECTA” DICE QUE ENTREVISTA A CUALQUIERA

Cada mañana la Sexta tiene un programa “Al rojo vivo” cuyo gesticulante presentador ha afirmado que “aunque los fachas, los fascistas, se rasgan las vestiduras porque se entreviste a Puigdemont, cuando la Continuar >>

PÁGUENSE AL PORTADOR 30 MONEDAS

De toda la locura acumulada durante años en Cataluña y desatada finalmente esta última semana, el paroxismo con grado de alcanzar la esquizofrenia, posiblemente se encuentre instalado en la institución policial autonómica, Continuar >>

¿ALTERNATIVA POR ALEMANIA?

¿Qué será lo que tiene la bandera sionista que en cuanto un partido pisa moqueta, o para poder pisarla, la tienen que exhibir…? Igual es mágica, como las alfombras violadoras ¿o era Continuar >>

PÁGUENSE AL PORTADOR 30 MONEDAS

De toda la locura acumulada durante años en Cataluña y desatada finalmente esta última semana, el paroxismo con grado de alcanzar la esquizofrenia, posiblemente se encuentre instalado en la institución policial autonómica, Continuar >>

NUESTRAS TELEVISIONES, EL “DERECHO A DECIDIR” Y LOS FUTBOLISTAS

  Las televisiones del sistema, todas, públicas y privadas, están dando al golpismo separatista de Cataluña –como no podía ser de otra forma- un tratamiento esperpéntico. Parece que sólo los separatistas tienen Continuar >>

EL DOCTOR EN CASA. HOY: HIPOGONADISMO

  La testosterona es la principal hormona sexual masculina. El síndrome de déficit de testosterona (SDT) es una enfermedad caracterizada por la presencia de síntomas y signos asociados a la disminución de Continuar >>

ÚLTIMAS NOTICIAS: HITLER, EL EVASOR DE IMPUESTOS

-Hitler se inventó su vida… vaya, ya lo habíamos oído. -Hitler se hizo millonario… vaya, ya lo habíamos oído también. -Hitler defraudaba a través de paraísos fiscales… ¡muy bueno! esto sí que Continuar >>

 

Y A ESPAÑA, ¿QUIÉN LA AMA?

Asediada por tantas calumnias de
extranjeros y no defendida por sus propios hijos
Quevedo

En “La España Defendida“, don Francisco realiza uno de los mayores alardes de patriotismo escrito jamás en lengua española.
Quevedo no escribe… ¡describe! a través de un verdadero tratado de erudición su amor por la tierra que lo alumbró y en éste, nos deja para la posteridad, latente, la definición exacta de la ideología que muchísimos años despues se haría bandera, y que algunos prendimos -indeleble- en nuestro corazón.
Quevedo -el gran Quevedo- sería hoy en día, con aquella manera de pensar y pronunciarse sobre la patria, sencillamente un fascista .
Un puto fascista, un apestado, uno de esos hombres -o mujeres- que viajan solos en el metro, uno de esos hombres -o mujeres- que aprietan el paso de los demás, uno de esos hombres -o mujeres- a los que sus vecinos saludan con gesto trivial tras haber cambiado previamente de acera.
Porque los mediocres, los cretinos y los comemierdas aborrecen – les acomplejan- aquellos hombres -y mujeres- con ideales de los que no se compran.

Esto dice de España no español, hijo apasionado, sino Justino de Trogo Pompeo, y añade tantas alabanzas de la paciencia, fortaleza, sufrimiento y magnanimidad de sus hijos, que, por no hacer largo el capítulo, dejo de referirlas“.

Ni genuflexo, ni enciendo una vela, ni rezo una oración, ni polladas semejantes con las que tú nunca comulgaste; simplemente, levanto mi vaso de vino español por ti, Francisco de Quevedo y Villegas. Porque tu fuiste el primero, allá en mi mocedad, que me enseño a honrar mi patria.

Mariano Rajoy Brey tiene un plan.
Y, ¡oye!, los suyos le veneran.
Rajoy va a desmontar el secesionismo a golpe de burocracia.
Los va a enterrar con leyes, los va a reducir con embargos, los va a ejecutar con disposiciones, los va a convencer con la Constitución …
¡Pobres imbéciles!, vosotros les dísteis la ocasión de inventarse, creerse, y ensoñarse con sus propias patrañas y pensáis que vuestro papel mojado va a poder con el corazón que les impulsa.
La derecha, la vil y nauseabunda derecha reclama ¡ahora! “el peso de la ley”, pero no pide -porqué no lo conoce- el peso de la razón.
Como tampoco el abrumador, irracional e irreductible peso del amor.
Porque solo vencerán los que combatan por amor, ¡fanaticamente!, ¡heroicamente!, hasta la última gota de su sangre.
Y de estos, “honestos” patriotas casposos, nos habéis reducido a bien pocos.
Cuentan que Luis XVI reclamó su legitimidad frente a la de Robespierre hasta el último día, ése en que su cabeza cayó regiamente en un cesto.
A día de hoy, Francia -la asquerosa Francia que compara Cataluña con Escocia- sigue siendo república. Ninguna “legitimidad” puede con la voluntad desbordada -y desbordante- del pueblo.
España solo se salvará si aquellos que la aman salen a las calles y las toman, al precio que haya que pagar.
AL PRECIO QUE HAYA QUE PAGAR.
Los demás son mentiras, pasatiempos burgueses, excusas de cobardes… papel mojado que no vale ni para asearse el trasero después de la primera deposición matutina.
Ya sabemos cuántos  aman la “indapandansia” y no es número baladí; ahora bien, ¿cuántos  españoles aman España?.

LARREA SEP/2017