(VÍDEO): MARCHA DE LAS ANTORCHAS 2016

MARCHA DE LAS ANTORCHAS 2016       Continuar >>

¡TURURULL!

“¿Yo?, yo estoy por la cara” … A servidor, que conoce esas casas como si las hubiera parido, siempre le ha hecho gracia este clásico, el chascarrillo de toda la vida entre Continuar >>

BOICOT A… ¿PRODUCTOS CATALANES?

Así que boicot a los productos catalanes ¿no?…. Ya. A. MARTÍN El gráfico que ilustra cómo todo lo que compras y comes está en manos de 9 multinacionales https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/el-grafico-que-ilustra-como-todo-lo-que-compras-y-comes-esta-en-manos-de-9-multinacionales   Continuar >>

PRENSA ROSSI

¿Pero es que no sentís curiosidad? ¿Pensáis que podréis seguir con vuestra vida, criar a vuestros hijos, realizaros laboralmente y como persona, vivir en Comunidad, pagar vuestras facturas, aparcar bien el coche, Continuar >>

REGALOS PARA LOS CHURUMBELES

¿Aún dudas qué regalar a tu hija en la próxima Navidad? ¿Te sientes mal por ello? ¿Crees que eres un mal padre? No pienses más y lee: Si quieres estar de acorde Continuar >>

100 AÑOS DE LA DECLARACIÓN BALFOUR

  Un siglo de usurpación, dolor y opresión para el pueblo palestino. (Caricatura del artista jordano Latif Fityani) A. MARTÍN   Continuar >>

UN CÓMIC FUTURISTA Y ANTIFASCISTA

¿Les gustan los comics? Pues no lean éste. Es una bazofia. Puede que los propios demonios interiores de los autores le hayan dado forma; si es así, hay que convenir que sus Continuar >>

 

Y A ESPAÑA, ¿QUIÉN LA AMA?

Asediada por tantas calumnias de
extranjeros y no defendida por sus propios hijos
Quevedo

En “La España Defendida“, don Francisco realiza uno de los mayores alardes de patriotismo escrito jamás en lengua española.
Quevedo no escribe… ¡describe! a través de un verdadero tratado de erudición su amor por la tierra que lo alumbró y en éste, nos deja para la posteridad, latente, la definición exacta de la ideología que muchísimos años despues se haría bandera, y que algunos prendimos -indeleble- en nuestro corazón.
Quevedo -el gran Quevedo- sería hoy en día, con aquella manera de pensar y pronunciarse sobre la patria, sencillamente un fascista .
Un puto fascista, un apestado, uno de esos hombres -o mujeres- que viajan solos en el metro, uno de esos hombres -o mujeres- que aprietan el paso de los demás, uno de esos hombres -o mujeres- a los que sus vecinos saludan con gesto trivial tras haber cambiado previamente de acera.
Porque los mediocres, los cretinos y los comemierdas aborrecen – les acomplejan- aquellos hombres -y mujeres- con ideales de los que no se compran.

Esto dice de España no español, hijo apasionado, sino Justino de Trogo Pompeo, y añade tantas alabanzas de la paciencia, fortaleza, sufrimiento y magnanimidad de sus hijos, que, por no hacer largo el capítulo, dejo de referirlas“.

Ni genuflexo, ni enciendo una vela, ni rezo una oración, ni polladas semejantes con las que tú nunca comulgaste; simplemente, levanto mi vaso de vino español por ti, Francisco de Quevedo y Villegas. Porque tu fuiste el primero, allá en mi mocedad, que me enseño a honrar mi patria.

Mariano Rajoy Brey tiene un plan.
Y, ¡oye!, los suyos le veneran.
Rajoy va a desmontar el secesionismo a golpe de burocracia.
Los va a enterrar con leyes, los va a reducir con embargos, los va a ejecutar con disposiciones, los va a convencer con la Constitución …
¡Pobres imbéciles!, vosotros les dísteis la ocasión de inventarse, creerse, y ensoñarse con sus propias patrañas y pensáis que vuestro papel mojado va a poder con el corazón que les impulsa.
La derecha, la vil y nauseabunda derecha reclama ¡ahora! “el peso de la ley”, pero no pide -porqué no lo conoce- el peso de la razón.
Como tampoco el abrumador, irracional e irreductible peso del amor.
Porque solo vencerán los que combatan por amor, ¡fanaticamente!, ¡heroicamente!, hasta la última gota de su sangre.
Y de estos, “honestos” patriotas casposos, nos habéis reducido a bien pocos.
Cuentan que Luis XVI reclamó su legitimidad frente a la de Robespierre hasta el último día, ése en que su cabeza cayó regiamente en un cesto.
A día de hoy, Francia -la asquerosa Francia que compara Cataluña con Escocia- sigue siendo república. Ninguna “legitimidad” puede con la voluntad desbordada -y desbordante- del pueblo.
España solo se salvará si aquellos que la aman salen a las calles y las toman, al precio que haya que pagar.
AL PRECIO QUE HAYA QUE PAGAR.
Los demás son mentiras, pasatiempos burgueses, excusas de cobardes… papel mojado que no vale ni para asearse el trasero después de la primera deposición matutina.
Ya sabemos cuántos  aman la “indapandansia” y no es número baladí; ahora bien, ¿cuántos  españoles aman España?.

LARREA SEP/2017