Loading

wait a moment

A LOS 45 MILLONES…

…de pusilánimes que no han tenido ni tendrán el arrojo de enfrentarse al Golpe de Estado fraguado y ejecutado en uno de los paisajes más hermosos de España, Cataluña.

¿Qué os creéis? ¿Que podréis seguir viviendo?, eso que vosotros, cobardes, inconscientemente llamáis “vivir” ¿Os habéis preguntado después de la siesta eterna, cómo “viviréis” vuestro futuro, si borran las huellas del pasado glorioso, si permitís que destruyan la Historia; que no sólo es vuestra, sino que pertenece también a los que os precedieron… no seréis nada, seréis sombras caminando, sin personalidad, sin rumbo y lo que es peor, sin futuro.

¿Pensáis alguna vez en vuestros hijos? ¿Qué les vais a legar?, cuatro paredes mal construidas, si es que las llegáis a pagar (después de trabajar) ¿qué digo? -trabajar- (vivo en el pasado)….. pagando 40 años al parásito usurero. ¿En qué páramo se hallará vuestra casa entonces?; observaréis que digo casa y no hogar, porque sin Patria no puede existir hogar alguno, la familia y la Patria son la muralla a lo hostil al enemigo; desde las calles y parques de nuestra infancia a los grandes héroes de nuestra historia y la sangre (si se tiene).

Antes se rezaba por los vivos y por los que ya partieron, vivían en nuestros recuerdos y ellos, en lienzos o en piedras velaban por nosotros; hoy se ofrenda a falsos ídolos, que los sacan en procesiones profanas cada día por televisión. Os han introducido en la Metrópolis de Fritz Lang, pertenecéis a esa muchedumbre viscosa, idéntica y repetida de 1984, sois el inmenso panel televisivo que cubre la pared de Montag en Fahrenheit 451.

Ya sois MASA, ese ente amorfo y consumista al que le está negado conocer que hay al otro lado del espejo, no lo entendéis y escapáis a su comprensión, os da pánico… nacéis por casualidad, coméis para cebaros, trabajáis si os dejan, fornicáis sin amor… os agostáis y desaparecéis; porque vosotros, la MASA, carecéis de esa virtud que posee todo ser viviente, simplemente dejáis de ocupar un lugar en el espacio, como una mesa como un tiesto… ese espacio que no volverá a escuchar la grandiosa palabra Patria.

LORENZO FELIÚ
SEP/2017

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies