TIEMPOS INTERESANTES

 

Ya han empezado los tiempos interesantes. Tiempos de mierda y de traiciones.
Ayer la jauría podemita concentró a sus hordas en Madrid. Chusma secesionista, separatistas de diverso pelaje, perroflautas de subvención y demás ralea se dieron cita en la Puerta del Sol para apoyar la desmembración de España.
Todas las teles progres –todas las teles-, el Ayuntamiento carmenita y los diversos sanedrines perroflautescos dieron publicidad al aquelarre. Juntaron apenas un millar de hijos de perra.
Enfrente, en una convocatoria apresurada e improvisada, un centenar escaso de patriotas les esperábamos para dejarles claro que todavía quedan españoles con dignidad.
Se echó de menos a mucho activista de teclado y “me gusta” pero, aún así, la convocatoria fue digna.
Nuestros gritos de “¡Cataluña es España!” retumbaban frente a sus baboserías antiespañolas. Hubo incluso momentos cómicos como cuando un pepero despistado nos instó a que diéramos gritos a favor de la democracia. Cuando le replicamos que era precisamente su puta democracia la que había dado alas a la basura que teníamos enfrente, el tipejo palideció y desapareció.
Otro momento gracioso fue cuando la jauría, creyendo ofendernos, empezó a vociferar “¡España, mañana será republicana!” Al ver que coreábamos el lema, era digna de ver la cara de gilipollas que se le acentuó a mucho rogelio.
Ayer quedó claro que la réplica a la Antiespaña no va a venir de una derecha cobarde y cómplice ni de unos militares con déficit de testiculina.
Estamos solos frente a la barbarie y no esperamos refuerzos.
Que los dioses repartan suerte.

J.L. Antonaya

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies