CARTA DE PUIGDEMONT A RAJOY (SONETO)

 

No te aflijas, Mariano, con sonrojo,
por tener el esfínter relajado.
Incluso yo, que soy más agraciado
a veces, como ves, ando algo flojo.

Debemos negociar entre cagones:
Seguro que al final nos entendemos:
sujetaré otro poco al de Podemos
y arreglamos la cosa con millones.

Ya no quedas tan mal con tus traiciones
y con ser un imbécil corrompido
inútil, cobardón, nefasto y vago.

Yo también adolezco de cojones
y tengo como tú el pito encogido.
Mira, Mariano, yo también me cago.

J.L. Antonaya

Be Sociable, Share!