EL ESTILO DEL MONTAÑERO SEGÚN JULIUS EVOLA

  Todos los que hacen montañismo en serio, que escalan, que superan crestas, paredes, salientes, canales helados y comisas, se apropian una especie de modo de ser común, los rasgos principales del Continuar >>

CONTROL A LAS MASAS POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y OTROS

¿Somos parte de un lavado de cerebro masivo que nos lleva a ser una civilización de autómatas consumistas, algo muy conveniente para las grandes empresas de comunicación y conglomerados que crean productos Continuar >>

LA CAMARADERÍA: ORIGEN ESPAÑOL DEL TÉRMINO

  Su origen viene de cuando los Tercios españoles tenían que prolongar su estancia en algún lugar. Entonces se reunían en grupos de ocho o diez para hacer “camarada” o “camareta”. Así Continuar >>

SOBRAN LAS AUTONOMÍAS. ¡NO CON MIS IMPUESTOS!

Son el verdadero agujero en las cuentas públicas españolas. El recorte que más necesitamos pero en el que paradójicamente ningún partido quiere meter la tijera. Ya no es cuestión sólo de los Continuar >>

NO SON NOTICIEROS RUSOS, SINO BILL GATES Y SU PORTAL MSN

Millones de lecturas diarias… Si un día nos habla de la cirugía estética de la Reina Letizia, otro nos cuenta las amantes solteras que de soltero tuvo el Rey Felipe VI, o Continuar >>

A VER CÓMO TE LO DIGO, CELIA.

  Venga, empecemos por su biografea, pues hay que informarse; además así no me acelero y pierdo el norte. Y no es para menos, y además por si alguien es de estómago Continuar >>

ACERTIJO

  Putiferio de inanes y capones; Almoneda de putas y cornudos; Lupanar de payasos y bufones Aspaventeros que se creen sesudos. Cochiquera de ruines y rufianes; Insufrible corral del esperpento; Oratorio de Continuar >>

 

TODOS EN PIE POR ESPAÑA

Todos los lectores de El Cadenazo (por algunos foros llamado “El digital más odiado de España”) se han dado cuenta de que en él convivimos redactores con múltiples ideas y criterios.
Del tema más ligero, como puedan ser los toros o el fútbol, a lo más profundo de nuestras creencias, es imposible encontrar una unanimidad absoluta.

Tomemos por ejemplo la religión. En nuestro seno conviven ateos, paganos, cristianos de bautizo (aquellos que solo van a misa tres o cuatro veces en su vida, coincidiendo con ceremonias sociales), católicos (como el que suscribe), católicos llamados (a su disgusto) “integristas” por otros, etc.

Es cierto que a veces resulta difícil mantener la cordura y el orden en la redacción. Incluso a veces uno no sabe si está de acuerdo consigo mismo (para seguir con el ejemplo de antes, en mi caso se da cuando en misa el sacerdote no solo va del error teológico a la guitarra super star, sino que cae en la tentación de hacer la competencia a tele cinco con patochadas sin percatarse de que entre original y copia sus fieles preferirán quedarse en casa viendo el catódico original); aunque al final siempre reina la paz entre nosotros.
Esto es porque nos movemos en la clásica combinación entre la obediencia fecunda y la osadía personal. Esa flexibilidad, paradójicamente, nos permite ser fuertes e inquebrantables en la defensa de lo que a todos nos une: España.

Esa España nos está llamando estos días con una voz desgarrada, de madre agonizante. Esa España que quisimos ver alegre y faldicorta pero que, aun enlutada y con el agrio aroma a mandarina amarga, sigue siendo nuestro amor profundo, precisamente porque no nos gusta.

Esa España ha puesto en pie a toda la redacción y queremos invitar a todos nuestros lectores, que, presumiblemente, discreparán en uno u otro momento de nosotros, a seguirnos por la áspera vía del camino de la defensa de la Patria.

Se acercan tiempos difíciles. Tiempos de persecución, quizá. No dejemos que hasta nuestro último suspiro, nuestro aliento deje de oler a España. Cuando el clarín suene, venid con nosotros. O a nuestro lado, con otros. Pero venid. No os quedéis en casa.

GUTIÉRREZ