EL ESTILO DEL MONTAÑERO SEGÚN JULIUS EVOLA

  Todos los que hacen montañismo en serio, que escalan, que superan crestas, paredes, salientes, canales helados y comisas, se apropian una especie de modo de ser común, los rasgos principales del Continuar >>

CONTROL A LAS MASAS POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y OTROS

¿Somos parte de un lavado de cerebro masivo que nos lleva a ser una civilización de autómatas consumistas, algo muy conveniente para las grandes empresas de comunicación y conglomerados que crean productos Continuar >>

LA CAMARADERÍA: ORIGEN ESPAÑOL DEL TÉRMINO

  Su origen viene de cuando los Tercios españoles tenían que prolongar su estancia en algún lugar. Entonces se reunían en grupos de ocho o diez para hacer “camarada” o “camareta”. Así Continuar >>

SOBRAN LAS AUTONOMÍAS. ¡NO CON MIS IMPUESTOS!

Son el verdadero agujero en las cuentas públicas españolas. El recorte que más necesitamos pero en el que paradójicamente ningún partido quiere meter la tijera. Ya no es cuestión sólo de los Continuar >>

NO SON NOTICIEROS RUSOS, SINO BILL GATES Y SU PORTAL MSN

Millones de lecturas diarias… Si un día nos habla de la cirugía estética de la Reina Letizia, otro nos cuenta las amantes solteras que de soltero tuvo el Rey Felipe VI, o Continuar >>

A VER CÓMO TE LO DIGO, CELIA.

  Venga, empecemos por su biografea, pues hay que informarse; además así no me acelero y pierdo el norte. Y no es para menos, y además por si alguien es de estómago Continuar >>

ACERTIJO

  Putiferio de inanes y capones; Almoneda de putas y cornudos; Lupanar de payasos y bufones Aspaventeros que se creen sesudos. Cochiquera de ruines y rufianes; Insufrible corral del esperpento; Oratorio de Continuar >>

 

EL TOCATA: THE CHAMELEONS

 

The Chameleons están de vuelta, de hecho ya llevan un tiempo. La banda se creó en los años de formación del post-punk y combina la melancolía de Joy Division, la punzante música de Weller y la verdadera pasión que hizo que Morrissey y Marr llegaran tan lejos. Entre estos tíos no ha habido rencillas ni demandas ni espectaculares rupturas; sólo cuatro amigos a los que les encanta tocar música juntos, haciendo de nuevo lo que mejor saben hacer.

Parece que es lo que se lleva últimamente. Algunos dicen que se debe a la nostalgia, otros al deseo de los artistas por obtener reconocimiento y aclamación. A menudo, es más bien un tema de simple y frío dinero –basta con mirar a los Stone Roses-.

Cuatro tíos de Manchester con mala leche, capaces de empezar una pelea en una habitación vacía y que no fueron considerados tan buenos al principio, fueron recibidos como Mesías en su vuelta a los escenarios.

En realidad, sólo se me ocurren dos notables ausencias en el panorama de este “Pension Tour”: The Jam y The Smiths.

Podría pasar… pero probablemente no pasará.

A. MARTÍN