PLAYGROUND INFECTANDO TU MENTE

Hay algo que nos distingue a los hombres de los animales y esto es la razón, conciencia auto reflexiva, la dicen.

Cuando un hombre se despoja de dicha razón para abandonarse a las bajas pasiones, llamarlo “animal” es elevarlo y no merece ese título (un animal es perfecto, es sagrado), un hombre sin control sobre sus actos es una BESTIA y mas, si justifica sus bajezas al pretender normalizarlas, para que aquellos de mente frágil o de vida sin valores se unan a su club.

¿Poliamorosos? Se les puede llamar de muchas formas: policalientes, polinfecciosos, poliasquerosos, poliviciosos…

Y sí, cada quien puede hacer de su cuerpo un helicóptero y volarlo todo el día. Pero que no vendan su bestialidad como libertad y menos aún como amor.

Esa gente es egoísta, cobarde y débil. SON ESCLAVOS de sus instintos y esa es la muestra más clara de FALTA DE AMOR PROPIO.

“No hay pareja que me lo pueda dar todo” y ¿qué crees, sucia estúpida, que tu potencial máximo como ser humano es tener la vagina siempre estimulada para olvidar tu vacío existencial? Se nota que no tiene idea de quién es ella. Nefasta y caprichosa insatisfecha.

Y todavía hay quien se atreve a llamar a esos viciosos “evolucionados y libres”, sin tener en cuenta que simplemente se arrastran guiados por su calentura y eso no tiene mérito, ni es causa de orgullo.

Relacionarse sexualmente tiene implicaciones profundas, trascienden el simple “sentir placer”, acostarte con cualquiera para satisfacer el apetito te puede llevar a perder la identidad. El poder de la mujer se disuelve a medida que deja su energía con muchos varones.

La relación es un intercambio de información. Literalmente se recibe al otro:
– Con voluntad y consciencia: se nutren con las maravillas que él (ella) ha logrado en su ser (desarrollo interno, únicamente)
– Con calentura a lo degenerado: se desintegran uno al otro al potenciar su mediocridad y carencias (eso es lo que ocurre en la mayoría de los casos)

El sexo sagrado, es grandioso, es-pec-ta-cu-lar (digo sagrado excluyendo estrictamente las creencias religiosas). Pero nada en la vida puede ser sagrado si tu cuerpo no lo es. Puedes conocerte, empoderarte, experimentar tu existencia y potencial como el gozo absoluto que se expande, alcanzando las dimensiones del universo.

Pero eso, definitivamente no se logra follando a lo bruto; que no te vendan porquerías que te van a causar un vacío interno aún mayor

Estate atento, que nadie venga diciéndote que es la libertad y que es el amor.

Absoluto de Nardos

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies