EL ESTILO DEL MONTAÑERO SEGÚN JULIUS EVOLA

  Todos los que hacen montañismo en serio, que escalan, que superan crestas, paredes, salientes, canales helados y comisas, se apropian una especie de modo de ser común, los rasgos principales del Continuar >>

CONTROL A LAS MASAS POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y OTROS

¿Somos parte de un lavado de cerebro masivo que nos lleva a ser una civilización de autómatas consumistas, algo muy conveniente para las grandes empresas de comunicación y conglomerados que crean productos Continuar >>

LA CAMARADERÍA: ORIGEN ESPAÑOL DEL TÉRMINO

  Su origen viene de cuando los Tercios españoles tenían que prolongar su estancia en algún lugar. Entonces se reunían en grupos de ocho o diez para hacer “camarada” o “camareta”. Así Continuar >>

SOBRAN LAS AUTONOMÍAS. ¡NO CON MIS IMPUESTOS!

Son el verdadero agujero en las cuentas públicas españolas. El recorte que más necesitamos pero en el que paradójicamente ningún partido quiere meter la tijera. Ya no es cuestión sólo de los Continuar >>

NO SON NOTICIEROS RUSOS, SINO BILL GATES Y SU PORTAL MSN

Millones de lecturas diarias… Si un día nos habla de la cirugía estética de la Reina Letizia, otro nos cuenta las amantes solteras que de soltero tuvo el Rey Felipe VI, o Continuar >>

A VER CÓMO TE LO DIGO, CELIA.

  Venga, empecemos por su biografea, pues hay que informarse; además así no me acelero y pierdo el norte. Y no es para menos, y además por si alguien es de estómago Continuar >>

ACERTIJO

  Putiferio de inanes y capones; Almoneda de putas y cornudos; Lupanar de payasos y bufones Aspaventeros que se creen sesudos. Cochiquera de ruines y rufianes; Insufrible corral del esperpento; Oratorio de Continuar >>

 

LA ERA DE LAS ILUSIONES COLECTIVAS FINALIZA

La opinión pública, como ha sido siempre, será sorprendida por la hecatombe.

Todo el mundo espera la recuperación, ésta no llegará. Los próximos años (pocos) la bolsas se irán hundiendo lenta, pero inexorablemente, arrastrando en su caída final las economías reales. Las masas habían creído, engañadas, en la generación espontanea de la riqueza. El superendeudamiento se ha convertido en la norma tanto de sector privado como del público. El Sistema implosiona.
El mundo camina inconsciente hacia la mayor catástrofe económica de todos los siglos.

De todas las ilusiones colectivas que en la Historia han sido muchas, la de la sociedad de la abundancia y de su coronario el “Estado-providencia”, supera todas las demás: jamás tantos seres humanos se han extraviado en ilusiones de enriquecimiento tan irreales, imbuidas por líderes políticos de una inconsciencia tan absolutamente miserable.

Toda ilusión tiene su precio. Y la cuenta es desorbitada. Occidente no es consciente de que nunca podrá pagar esa cuenta. Lo que sucede es que la extrema lentitud de lo que está por llegar, la opinión pública no lo percibe, como le sucede a un pesado navío, que se encuentra constantemente en falso en relación a la realidad.
Al contrario de los años posteriores a la II Guerra Mundial, en que el mundo estaba en expansión, hoy las economías nada tienen que incentivar; EE UU y Europa están suspendidos de una gigantesca burbuja financiera (pública y privada) sumergidos en una deflación mundial, debido a un imposible crédito sobre crédito.

Este sistema de pirámide financiera se ha extendido como la peste en el medievo por todo el mundo: permitiendo financiar la distribución ilimitada de riquezas organizada por el Estado mutualista, el Estado-providencia.
Este sistema ha llegado a su final.
El capitalismo ha sido objeto de un malentendido. La fuerza del capitalismo se basa en la producción de riquezas (in situ), movilizando la energía y la creatividad individuales y no en su coronario, el consuno.
Estamos observando cómo en Oriente, dirigidos por China y Rusia, huyen de los mecanismos de control monetario de Occidente, saben que les falta muy pocos a esos motores para “griparse”, y ya tienen “sus alternativas”. No son tontos, y conocen la realidad, que nada es más falso: la solidez de una institución financiera no está vinculada a sus dimensiones, ni tradiciones. Depende únicamente de su relación de riesgos, es decir del nivel de crédito con el que opera. Y Oriente, es consciente, que nada ni nadie puede vivir eternamente de crédito, por eso su fuga.

Contrariamente a los años treinta, el sistema financiero y económico internacional es ahora global. (o lo era hasta el Tratado de Shanghái). Los compartimentos bastante estancos de las economías nacionales de esa época, que permitieron a munchos países elidir la bancarrota, limitando los daños económicos internos, ya no existe. Hoy en día nos encontramos con una pirámide de bolas de billar, sobre la que se encuentra EE UU. La pirámide se desmorona, y Oriente huye despavorido.

Se debería leer el libro de Meter Bernstein, “Contra los Dioses”, en el que demuestra que el progreso en la historia de Occidente es fruto del enfrentamiento con el riesgo. Hoy intentamos tener algo por nada, sin incertidumbres, sin pérdidas, sin penalidades, esa es la pendiente que nos ha conducido irremediablemente al desastre.
Oriente y Occidente están moviendo sus fichas estratégicas, probando y armando sus ejércitos, calculando sus posibilidades, sus pérdidas económicas y bajas físicas; mientras las masas miran a la tele o al estadio, inconscientes.

El capitalismo “liberal” está al borde de una crisis jamás vista en la historia, que se resolverá, como de costumbre, solo a través de una guerra.

LORENZO FELIÚ