TÓCAMELA OTRA VEZ, SAM

  España por fin es un país de pandereta, lo han conseguido aquellos que tanto afán historicamente han puesto en ello. Y no, no me estoy columpiando con el verso de Machado, Continuar >>

DETENIDOS: TESTIMONIO DE NIÑOS PALESTINOS ENCARCELADOS POR ISRAEL

  En los últimos 11 años, según la Defensa Internacional de los Niños, unos 7.500 niños han sido detenidos en las cárceles israelíes y centros de detención. Muhammad Daoud Dirbas, a la Continuar >>

ACIMJI MULTA

acimjimulta@gmail.com Este es el correo habilitado para devoluciones y que todo aquel camarada, amigo, simpatizante o sencillamente lector de El Cadenazo que lo desee, pueda solicitar el donativo con el que nos Continuar >>

SALUDO A NUESTRO ESTILO

  Aún tienen los camaradas -los de verdad- esa capacidad de emocionarme en algunas ocasiones; y en todas, cuando es de ti de quien hablan. Hace pocos días, Alvaro y yo intentábamos Continuar >>

PAPÁ ¿QUIÉN ERA JUAN IGNACIO?

A Juan Ignacio González Ramírez, secretario nacional del Frente de la Juventud, vilmente asesinado el 12 de diciembre de 1980 (La redacción de El Cadenazo)   -Padre. -Dime, hijo. -Cuéntame de nuevo Continuar >>

ANTORCHAS 2017

PANCARTA DE CABECERA DE LA VII MARCHA DE LAS ANTORCHAS.  MADRID 16 DE DICIEMBRE Continuar >>

LA MARCHA DE SALEM

  Fue un 9 de Diciembre de 2000 en la periferia de Estocolmo, cuando y donde una chusma forastera asesinó brutalmente a Daniel Juhani Wretström, nacido el 15 de Octubre de 1983. Continuar >>

 

HITLER ¿HOMBRE O MONSTRUO?

 

“No se debe dar mucho valor a la vida individual. Si la existencia de uno de nosotros fuera indispensable, no estaría esclavizada a la muerte” Adolf Hitler.

Hitler es el personaje histórico que cuenta con mayor número de libros editados sobre su vida, sobre su actuación política y sobre su personalidad como Führer y Canciller del III Reich. Parece como si nada nuevo fuese posible añadir a lo ya escrito y, sin embargo, cada día las editoriales de todos los países anuncian novedades sobre tan conocido tema. Podríamos casi asegurar que el noventa por ciento de las editoriales de todo el mundo, poseen en sus catálogos uno u otro titulo sobre Hitler, sobre la II Guerra Mundial o sobre la Alemania nacionalsocialista.

Lo conseguido por Hitler no lo han logrado sus enemigos. Comparemos el número de libros, artículos o fotografías publicados sobre Churchill, Roosevelt, Stalin ect… y nos daremos cuenta de que Hitler ha sido el verdadero protagonista del siglo XX.

¿Era Hitler un asesino? Sus enemigos, casi todos los dueños de esas editoriales, en los miles de libros publicados parecen demostrarlo, pero, pero en todos los países del mundo, y cada vez es más frecuente, surgen grupos, partidos o asociaciones más o menos grandes- formadas casi en su totalidad por jóvenes (salvados de la manipulación) que no han conseguido ser engañados por la propaganda sionista/democrática/liberal. Ellos hablan de otro Hitler, de un Hitler humano, de un Hitler con sentimientos, de un Hitler que no entra en la historia como Calígula o Rasputín, sino como Carlomagno, César, Carlos V o Napoleón, un Hitler que compite con esos grandes del pasado en importancia histórica, pero que en el aspecto humano es incluso muy superior.

Porque su aspecto personal y humano, es desconocido… cuando no “minimizado”. Este tema puede parecer a primera vista falto de interés, pero aquellos- que aunque parezca mentira cada vez son más numerosos- que saben apreciar y amar a la naturaleza, y en especial a las criaturas que viven en ella, sabrán dar su justa importancia a la postura adoptada por el hombre más poderoso de la historia de la humanidad, frente a este problema.

¿Cuál es la razón por la que el álbum de fotos de Eva Braun ha sido considerado como alto secreto durante un cuarto de siglo? Una vez publicadas todas sus fotografías -si es que lo han sido todas, lo que nunca sabremos- nadie ha podido comprender las razones que obligaron a este alto secreto a simple vista tan innecesario. Sin embargo, las razones eran verdaderamente importantes. Es habitual en los líderes políticos el utilizar fotografías de escenas “tiernas” con fines propagandísticos. En Estados Unidos, por ejemplo, país en el cual se respetan y defienden los derechos de los animales- especialmente los domésticos- un político no tendría porvenir de no hacerse fotografías con sus perros, incluso con perros “prestados” que para los fines de la propaganda sirven igual.

Podía considerarse presumible que las fotografías que durante la época nacionalsocialista fueron publicadas en diversos libros – especialmente en los de la serie de su fotógrafo personal Hoffmann-, fuesen simples fotos de pose con fines políticos. Poco importaba, pues, que Hitler estuviese con niños, ancianos, obreros o con animales; podía tratarse de un simple recurso propagandístico. Pero, para que esto fuese creído así, era necesario ocultar los álbumes de fotos “privadas” de Eva Braun, pues en ellos se repetían, con mayor frecuencia todavía, esas fotografías que los malintencionados y torticeros enemigos del nacionalsocialismo consideraban simple publicidad. Hitler era un amante de los animales y las fotos privadas y (censuradas) de Eva Braun lo confirman, como lo confirman las publicadas por su fotógrafo Hoffmann después de la guerra, o las de Speer al salir de Spandau. No existe ninguna duda.

Para la mayor parte de las personas, sin embargo, el que Hitler amase o no a los animales carece de la más mínima importancia, pero para aquellos que admiramos su personalidad humana, este extremo tiene una importancia que me atrevería a considerar fundamental. Hitler fue un gran militar, un gran estratega, un gran estadista, un gran revolucionario, pero, lo más importante, lo que le diferencia de otros políticos, revolucionarios, militares o estrategas, más grandes todavía que él y que le precedieron en la historia, es que él era sobre todo y ante todo un gran hombre, un hombre total y completo, con unos sentimientos y una humanidad que le convierten en una persona única en la historia.

No es raro que este hombre austero, con gustos sencillos, salido del pueblo y con sensibilidad de artista (le llamaron “pintor de brocha gorda”, pero los judíos se quedaron con todos sus cuadros y los tienen a buen recaudo) , tuviese para con los niños y los animales un amor especial y profundamente intimo. El Hitler orador que entusiasmaba a las multitudes no era un demagogo formado en una escuela “doctrinaria” de agitadores profesionales; era un hombre que hablaba con el corazón y esto es lo que impresionaba a sus seguidores, y también a sus enemigos…que tuvieron que implantar después de la guerra, una orden de “desnazificación”. Cuando “realmente” se conoce la personalidad de Hitler en sus aspectos más privados es cuando no podemos aceptar, ni siquiera como posibilidad remota, que Hitler ordenase y condenase a millones de hombres a la muerte, porque mientras el cine sionista y manipulador nos muestra a un criminal como Spectra acariciando a un gato mientras tratan de destruir al mundo, no hay ninguna duda de que aquellas personas, que sienten compasión y amor por los animales, son incapaces de matar por placer o por odio -siendo más lógico- y la experiencia nos lo enseña que sean los que desprecian a los animales y se complacen con su muerte y sufrimientos (los cazadores, los toros, las pelea de gallos, el trato judío al animal para luego comerlo….)

Hitler tuvo sus maestros e inspiradores, como Wagner o Schopenhauer… este último sentía una veneración y admiración hacia los perros, como Hitler… de los que decía: “El perro, el único amigo del hombre, tiene un privilegio sobre todos los otros animales, un rasgo que le distingue, y es ese movimiento de cola tan benévolo, tan expresivo, tan honradamente honrado”. Quien es cruel con los animales, no puede ser un buen hombre….

Nota: Se debe diferenciar a los animales… de las “bestias” estas suelen andar a dos patas…y estar en la política.

LORENZO FELIÚ