Loading

wait a moment

UN DÍA MORIRÉIS, FARSANTES

 

Inquisidores de la maldad, mi gemido es imperecedero para vosotros. Desbastáis todo con vuestro sucio manoseo.

La hipocresía es vuestra casa y la injusticia vuestra justicia.

Farsantes que ignoráis al pobre cercano porque de lejano es el logro de decoro, también de lejos queda vuestros golpes de pecho.

Pretendéis defender la mala crianza que a la libertad y os creéis íntegros de poseer el yugo de la muerte, pero solo simuláis vuestra comodidad.

En vuestra farsa sois vosotros lo que elegisteis morir antes de tiempo, eligiendo vida vaga, vacía de curiosidad. Solo la impuesta aceptáis, porque pretendéis vagar y no razonar.

¿Quién creéis que os alza la mano, y con que ímpetu saltáis a acribillar a quien diverge vuestras ideas, construidas en montañas de flácido cartón?

Jamás un igual, podrá ser el contrario a la libertad.

Solo sois un proceso de un trozo de tierra, que pronto debe morir.

Irene

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies