EL ESTILO DEL MONTAÑERO SEGÚN JULIUS EVOLA

  Todos los que hacen montañismo en serio, que escalan, que superan crestas, paredes, salientes, canales helados y comisas, se apropian una especie de modo de ser común, los rasgos principales del Continuar >>

CONTROL A LAS MASAS POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y OTROS

¿Somos parte de un lavado de cerebro masivo que nos lleva a ser una civilización de autómatas consumistas, algo muy conveniente para las grandes empresas de comunicación y conglomerados que crean productos Continuar >>

LA CAMARADERÍA: ORIGEN ESPAÑOL DEL TÉRMINO

  Su origen viene de cuando los Tercios españoles tenían que prolongar su estancia en algún lugar. Entonces se reunían en grupos de ocho o diez para hacer “camarada” o “camareta”. Así Continuar >>

SOBRAN LAS AUTONOMÍAS. ¡NO CON MIS IMPUESTOS!

Son el verdadero agujero en las cuentas públicas españolas. El recorte que más necesitamos pero en el que paradójicamente ningún partido quiere meter la tijera. Ya no es cuestión sólo de los Continuar >>

NO SON NOTICIEROS RUSOS, SINO BILL GATES Y SU PORTAL MSN

Millones de lecturas diarias… Si un día nos habla de la cirugía estética de la Reina Letizia, otro nos cuenta las amantes solteras que de soltero tuvo el Rey Felipe VI, o Continuar >>

A VER CÓMO TE LO DIGO, CELIA.

  Venga, empecemos por su biografea, pues hay que informarse; además así no me acelero y pierdo el norte. Y no es para menos, y además por si alguien es de estómago Continuar >>

ACERTIJO

  Putiferio de inanes y capones; Almoneda de putas y cornudos; Lupanar de payasos y bufones Aspaventeros que se creen sesudos. Cochiquera de ruines y rufianes; Insufrible corral del esperpento; Oratorio de Continuar >>

 

WWII: YANKEES YUNKIES.

 

En el relato propagandístico de los pírricos vencedores de la Segunda Guerra Mundial, a las sabidas acusaciones contra los mandos del enemigo militarmente derrotado, le sumaron la de incorregibles drogatas.

Paradigmáticos son los casos del Comandante Jefe de la Aviación y el del propio Canciller de aquella Alemania.

El primero, condecorado héroe durante la primera contienda a escala internacional, herido en tiempos revolucionarios y que le dejaría insistentes secuelas. Y el segundo, el líder socialista y nacionalista, que antes del wagneriano crepúsculo berlinés mostraba síntomas de padecer posiblemente la enfermedad del Párkinson.

Resultaría comprensible que en ambos casos, en una época en blanco y negro y en la que no existía ni tan siquiera el bolígrafo, sus facultativos médicos emplearan los fármacos entonces disponibles para intentar paliar respectivos problemas de salud.

Gracioso, por llamarlo de alguna manera, la oscura perspicacia sobre el alterado estado físico y mental de los efectivos que participaron en la Guerra Relámpago.

Dopados o no, en los repugnantes documentales que se emiten con una insistencia absorbe cerebros desprevenidos, puede verse cómo alcanzado el objetivo caía rendida la tropa, durmiéndose incluso de pie apoyando el fusil en el suelo.

Resulta curioso que en dichos audiovisuales no se haga mención de ese consumo y dependencia a determinadas sustancias…

Aparte de la mala sombra, se saca provecho del poco o nulo conocimiento de la audencia sobre el ardor guerrero de los germanos, su robusta anatomía, el entusiasmo patriota de esas gentes y la tan suya disciplina prusiana que los llevó a conquistar medio continente en un tiempo récord.

En el artículo adjunto, completito e inusual tratándose de un medio de comunicación del sistema, se desgranan las miserias aliadas o de cómo sí sus rasos uniformados iban puestísimos de anfetas.

«…lejos del mito de que los alemanes fueron los únicos en valerse de drogas en la Segunda Guerra Mundial, el caso británico o el norteamericano ilustra cuánto ha blanqueado el cine y la literatura…»

Ergo: toda la viga en el ojo ajeno.

En pleno siglo XXI, cuando la persecución que en muchos países se aplica según la opinión que se tenga sobre ciertos períodos históricos del XX es brutal, resulta importante, tal es el caso, seguir desmontando modernas mitologías sobre lo malvados o sin mácula alguna que fueron los ejércitos simplemente por el bando en el que lucharon.

Para cerrar el escrito: esa atracción por tan perniciosas sustancias continuó y sigue siendo una constante en los Estados Sionistas de América.

La primera potencia occidental, nunca imperio, es en realidad un vasto lugar para cualquier chanchullo, incluyendo el del sabido negocio de los estupefacientes.

El listado de mierda adictiva que se mete en el cuerpo esa sociedad es casi interminable (sea aceptada legalmente o perseguida por ciertas agencias policiales del gobierno federal, natural en apariencia o manufacturada en laboratorios clandestinos): heroína-caballo, xanax, oxicodona, cocaína-crack, alimentos transgénicos, la sustitutiva metadona, comida basura, vicodina, tabaquismo, lo de inhalar pegamento, el purple stuff, cannabis-marihuana, lsd, abuso de alcohol, speed, las bebidas azucaradas, éxtasis-mdma…

Algunos de esos venenos han desembarcado en Europa. Otros, por suerte, no han cruzado todavía el charco. Y se espera que al intentar hacerlo naufraguen durante la travesía.

Tiene un muy serio problema la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental de Yankeelandia.

HERR NEIN

 

 

El secreto más incómodo de la II Guerra Mundial: los aliados también iban «colocados» con anfetaminas

Lejos del mito de que los alemanes fueron los únicos en valerse de drogas en la Segunda Guerra Mundial, el caso británico o el norteamericano ilustra cuánto ha blanqueado el cine y la literatura este conflicto

http://www.abc.es/historia/abci-secreto-mas-incomodo-guerra-mundial-aliados-tambien-iban-colocados-anfetaminas-201711160134_noticia.html