Loading

wait a moment

EL ESTADO CORPORATIVO

“El Estado corporativo” reune los discursos, escritos, documentos y leyes que permiten conocer al corporativismo como alternativa al capitalismo liberal y al socialismo comunista, tal como fue planteado por la Italia Fascista. Los mismos definen claramente el concepto fascista de Corporación; los problemas fundamentales que interesan al carácter corporativo del Estado, las funciones legislativas de la Corporación y los factores morales del Corporativismo Fascista.

El Corporativismo fascista pretendía superar la lucha de clases e integrar al pueblo y al Estado en el gobierno.

El sistema corporativo fascista establecía la división de la economía en 22 áreas, a cada una de las cuales se asignaba una “corporación”. En cada corporación, los representantes de los grupos de organización fascista de los obreros, los empresarios y el gobierno, decidían las condiciones de trabajo, los salarios, los precios y los programas industriales. Estas se hallaban bajo la guía del ministro de Corporaciones y en última instancia por el mismo Duce.

Las cámaras corporativas finalmente terminaron por integrarse al Estado propiamente dicho, de modo que en 1938 la Cámara de los diputados fue sustituida por una Cámara de Fascios y Corporaciones. De este modo se pretendía que la legislatura no represente a los partidos políticos sino a los trabajadores, siendo estos una molécula viva dentro del organismo del Estado Fascista.

ALFRED HORN

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies