EL TOCATA: MAMMA MARÍA

A mediados de los años 70 los guaperas italianos nos colonizaron con una retahíla inacabable de canciones ñoñas, pesadas y prescindibles.
Los Baglioni, Giaccobe, Gianni Bella o Tozzi (por citar los coñazos más populares) tomaron al asalto las ondas y los tocatas de los guateques teenagers donde te las veías y deseabas para poder meter algo decente ante la manifiesta hostilidad de las embobadas chicas.

Daba cierto coraje patrio, hay que reconocerlo, que nosotros a tanta belleza masculina transalpina, tan solo pudiéramos enfrentar a los cejijuntos Calatrava o a los bisojos Amaya.

Pero, amiguitos y amiguitas, no hay mal que mil años dure y un buen día, como venganza celestial, apareció radiante de éxito un trio de adefesios italianos que con una selección de temas pegadizos y asequibles para los oidos, barrieron los tópicos y nos reconciliaron a los españolos con las españolas.
Se hacían llamar Ricchi e Poveri, y aunque ninguno tenía pinta de “ricchi” dejaron alguna cancioncilla interesante, como la celebrada “Mamma María”, donde una alucinada letra sugirió a más de dos que la María a la que le dedicaban el tema no era un hada como se insinuaba, sino una planta cuyo consumo provoca risas y delirios como el de la canción, a partes iguales.

Sea como fuere, bienvenidos los italianos feos, que de guapos ya teníamos empacho.

LARREA   DIC/2017

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies