EL TOCATA: THE LIBERTINES

 

“Porque yo soy muy listo / pero listo no significa sabio”.
Fuck Forever.

Peter Doherty, músico, pintor, escritor, modelo, dandi a ratos libres y frenético e incansable consumidor de drogas, fundó en 1997 The Libertines con su amigo Carl Barât, un grupo indie rock que después de dos trabajos y mil escándalos -con mayúsculos e históricos colocones en escenarios y televisiones- acabó separándose. La drogadicción confesada y sentenciada de Doherty marcó al grupo, en lo bueno, lo malo y en el habitual final. Todo lo que sube baja.

El mismo tipo que apeó de la burra a Oasis, Blur y las Spice Girls, hijos consentidos de la Gran Bretaña, marcó la senda de una nueva etapa en la cultura pop más sucia, más elegante, y prácticamente igual de desfasada.

¿Qué sería de la música moderna sin drogas? Francamente, no tenemos ni la más mínima idea. Pero por lo que dejan entrever, sería algo así: Shoop shoop, shoop de-lang-a-lang… ad infinitum.

La caída libre de Peter y Kate (Moss) en una canción: What katie did.

A. MARTÍN

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies