Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

LA CASA DE LA MONEDA, CON LOS DÍAS CONTADOS

Los trabajadores de la Casa de la Moneda están en pie de guerra. Bueno, más que en pie de guerra, están enrabietados. No, tampoco… ¿molestos?… ¿contrariados?… dejémoslo en que andan mosqueados. Se manifiestan, hacen algún paro inofensivo, organizan cacareantes asambleas… lo típico en estos casos.


Estos casos son en los que los sindicatos tienen que hacer el paripé por aquello del qué dirán, porque si ellos quisieran, la fábrica de hacer billetes habría ardido hace tiempo. Pero no quieren. No es plan.


Y el motivo por el que se han decidido a medio montar el numerito pasa desapercibido para el españolito de a pie. De hecho, ni los mismos trabajadores de la Casa de la Moneda tienen muy claro qué narices está pasando.


El caso es que parece que el omnipotente Banco Central Europeo ha decidido que la fábrica no reúne las condiciones necesarias para producir dinero euro y ha ordenado al Banco de España que monte un nuevo chiringuito, que cumpla con todo lo que se le antoje al ilustrísimo BCE (que de europeo tiene más bien poco).


O sea, que si mañana al BCE se le ocurre que el euro se tiene que hacer con tinta de calamar, el Banco de España exclamará “si, bwana” y correrá a comprar toneladas de cefalópodos. Si el BCE quiere que la imprenta que fabrique el euro esté ubicada en Mordor, el Banco de España se apresurará a contratar orcos (o batasunas, que viene a ser parecido).


Vamos, que al Banco de España no lo dirige el gobierno español (ni mucho menos el pueblo español), sino que obedece al Banco Central Europeo. Y al BCE tampoco lo dirige el pueblo europeo, obviamente.


Hace años que los trabajadores más agoreros de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre barruntaban que esto iba a ocurrir. Pero los sindicatos de la Casa de la Moneda, super beligerantes, super comunistas y super rancios, debían estar a otra cosa; pidiendo firmas para cerrar el Valle de los Caídos, por ejemplo. Que así, a primera vista no parece una reivindicación que tenga mucho que ver con los derechos de los trabajadores de la fábrica, pero teniendo en cuenta el antifascismo recalcitrante de estos entrañables sindicalistas, todo cobra sentido. Y a pesar de que no hayan conseguido cerrar el Valle (de momento), puede que la Casa de la Moneda sí llegue a tener los días contados gracias a la inoperancia de estos muchachotes. Aunque a lo mejor deberían felicitarse, porque la fábrica, igual que el Valle, fue una obra del Generalísimo. Ironías de la vida.


Al margen de estas peripecias sindicales, lo inquietante de todo este circo es el hecho de que una institución que no depende de ninguna nación soberana, ni de ninguna “unión de naciones”, sino que obedece a los deseos de una oligarquía económica, pueda decidir sobre la producción de papel moneda de todo un continente. El Banco Central Europeo no tiene que rendir cuentas ante el pueblo europeo, todo lo contrario: es el pueblo europeo el que está al servicio del BCE. Resulta que en la era de la libertad y la democracia, los destinos de los europeos los dirige una “élite” que ha conseguido su fortuna y su poder a base de mentir, engañar, manipular y apuñalar por la espalda. El paso definitivo en la evolución de nuestra cultura.


Claro que todas estas reflexiones las hago desde el desconocimiento más absoluto. No entiendo nada de economía. Ni pretendo. La aborrezco. Y puede que esa haya sido la trampa. Los españoles hemos pasado siempre de las finanzas. Hemos sido más de guerras, de aventuras descabelladas, de bravuconadas y de empresas gloriosas, no de empresas multinacionales de las que dominan el mundo moderno. A lo mejor por eso estamos aborregados, porque nos han cazado con trucos de tahúr cobarde, no en justo combate. Si no, al menos habríamos tenido la opción de caer con honor, en lugar de acatar la esclavitud con voracidad y encima dar las gracias.

Ana Pavón

http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2014-07-25/ugt-350-afectados-por-apartar-a-la-casa-de-la-moneda-de-fabricar-billetes_323522/

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies