ANÉCDOTAS DEL ALCÁZAR DE TOLEDO

  • —-El 9 de septiembre de 1936, el día que Rojo se presentó a parlamentar en el Alcázar, nació un niño dentro del fuerte. Ese niño recibió el nombre de Restituto del Alcázar y con el tiempo, Restituto ingresó en la Academia General Militar y se hizo militar de carrera.—-Otro nacimiento que tuvo lugar durante el asedio del Alcázar fue el de la niña María de la Mina (Hija predilecta del Alcázar) que nació como consecuencia de la última carga explosiva, con la que estaba programado volar todo el edificio. 

    —-El periódico llamado “El Alcázar” se empezó a publicar dentro de este edificio, durante el asedio. Era una hoja volante ciclostilada con la que querían elevar la moral, a la vez que informar sobre asuntos de régimen interno. Posteriormente se convertiría en periódico.

     

    —-También montaron un espectáculo ecuestre al que llamaron “El circo del Alcázar”.

     

    —-En enero de 1943, cuando a través de cablegramas y del testimonio de algún alto mando del VI Ejército alemán evacuado en avión de la “Bolsa(*) de Stalingrado”, Hitler supo de las ideas de sus generales favorables a la rendición, se negó.
    Dentro de su negativa, exigió de sus militares que Stalingrado fuese, literalmente, “EL ALCÁZAR DEL EJÉRCITO ALEMÁN”.
    Esta anécdota demuestra hasta qué punto el máximo mandatario nazi admiraba la gesta del cuartel toledano y conservaba su historia en la cabeza, como demostración del valor que había, según él, de tener todo militar: resistir hasta el último suspiro.

    (*) Cerco, llamado por los alemanes «Der Kessel» (‘el caldero’).

    ROSA M. CASTRO

     

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies