PRENSA ROSSI

¿Pero es que no sentís curiosidad? ¿Pensáis que podréis seguir con vuestra vida, criar a vuestros hijos, realizaros laboralmente y como persona, vivir en Comunidad, pagar vuestras facturas, aparcar bien el coche, Continuar >>

REGALOS PARA LOS CHURUMBELES

¿Aún dudas qué regalar a tu hija en la próxima Navidad? ¿Te sientes mal por ello? ¿Crees que eres un mal padre? No pienses más y lee: Si quieres estar de acorde Continuar >>

100 AÑOS DE LA DECLARACIÓN BALFOUR

  Un siglo de usurpación, dolor y opresión para el pueblo palestino. (Caricatura del artista jordano Latif Fityani) A. MARTÍN   Continuar >>

UN CÓMIC FUTURISTA Y ANTIFASCISTA

¿Les gustan los comics? Pues no lean éste. Es una bazofia. Puede que los propios demonios interiores de los autores le hayan dado forma; si es así, hay que convenir que sus Continuar >>

HITLER ¿HOMBRE O MONSTRUO?

  “No se debe dar mucho valor a la vida individual. Si la existencia de uno de nosotros fuera indispensable, no estaría esclavizada a la muerte” Adolf Hitler. Hitler es el personaje Continuar >>

LA POLITICA DEL FUTURO PRÓXIMO

  La política de este tiempo que viene será espiritual o no será. Lo que llaman Política Económica ni es Política ni es Económica. De hecho es la ruina de la Política Continuar >>

NO ERA PAZUZU, QUE ERA PUIG-DEMONI

Los iconos de mi juventud van cayendo, uno a uno, sin compasión, sumiéndome en una depresión de aquellas que te impulsan a saltar de un ascensor en marcha. Hace años me enteré Continuar >>

 

TRANSMARIBIBOLLO (UN AÑO MÁS)

 

A mí, esto del transmaribibollismo, me está abrumando. Empiezo a preocuparme.
Se acaban de celebrar las ineludibles jornadas del mariconismo, el mundo boller y el despiporre en general, y me está costando lo indecible enterarme de qué narices trata cada actividad. Es que parece que juegan al despiste, caramba.

A ver, lo de “Diversidad Funcional y Sexualidad”, se refiere a la sexualidad en discapacitados. Parece ser que la palabra “Discapacitado” también es ofensiva y ha sido sustituida por “funcionalmente diverso”. Sin pegas. El término “diversidad” es al mundo progre lo que “pitufar” a los Pitufos. Vale. Evidentemente, aquello de afanarse para no ofender a ningún colectivo excluye a la comunidad católica. Es decir, el progresismo recalcitrante siempre evitará llamar negro a un negro, por si le molesta; hombre o mujer a una “persona no binaria”, porque eso le puede traumatizar; pero insultar a La Virgen, sacar una vagina gigante en procesión o profanar cementerios e iglesias, es libertad de expresión.

“Cisexismo, identidad e infancia”. Ojo. Yo no tenía ni idea, pero, por lo visto, “cisexista” amenaza con convertirse en un nuevo insulto progre. El cisexismo es el conjunto de prejuicios hacia los transexuales. El cisexista genera transfobia. Cuidadito, que ya se nos acumulan los términos estrafalarios, y podemos empezar a liarnos. Aunque, llegado el caso, se pueden utilizar indistintamente las palabras cisexista, homófobo, tránsfobo, machista, sexista, falocentrista, xenófobo (o senofago, que es una variante de insulto sólo utilizada por algunas élites intelectuales), racista, fascista, genocida, y cualquier otra cosa que se pueda improvisar.

El documental “Stonewall” es un panegírico sobre un grupo de maricas que se lió a palos con la policía hace la pila de años. Sí. Nuestras vidas han cambiado desde aquel día. Si hubieran sido fascistas pegándose con la poli, les parecería un acontecimiento execrable, pero como lo que reivindicaban estos muchachotes era, básicamente, su propensión a la sodomía, pues hay que elevarlos a la categoría de héroes. Faltaría más.
En cuanto al documental “yes we fuck”, que supongo no necesita traducción, también aborda el tema del sexo para discapacitad… perdón, para personas funcionalmente diversas. Es curioso que la progresía considere inaceptables palabras como “discapacitado”, sin ir más lejos, y, sin embargo, les guste tanto usar frasecitas malsonantes y desagradables, como (con perdón) “yes, we fuck”, “golfas con principios”, “fuera de mi coño”, “Mi culo es tu culo”, y una infinidad de términos que estos personajillos utilizan, confundiendo el ingenio con el mal gusto.

También hay una charla-taller (lo del taller es un poco desconcertante) sobre “Poliamor”. ¿Que qué carajo es el Poliamor? Pues una práctica que consiste en mantener simultáneamente y de forma consensuada, varias relaciones duraderas con diferentes personas. Lo que, de toda la vida, se ha venido llamando un putiferio, vamos.

Luego tenemos el taller postporno, que seguro debe ser tan gratificante como presenciar una citología en directo mientras una histérica recita alguna parrafada feminista.

Y por último, la rifa y guateque degenerados. Que sí, que ya ha quedado claro que son muy degenerados y muy libres y que mola mucho su rollo. Pero si tienen que estar continuamente haciendo alarde de lo tarados que están y lo orgullosos que están de su tara, cuando a nadie le importan las paranoias de esta gente, será que a lo mejor necesitan llamar la atención de forma patológica y, por lo tanto, no están tan bien como se esfuerzan en hacernos creer.

¡Ah, se me olvidaba! El fin de fiesta promete comida vegana. Hay que apoyar a este colectivo tan de moda. Eso sí, diabéticos y celíacos no gozan de tanta popularidad, así que, si eres un diabético (espero que todavía se pueda usar el término diabético sin ofender) transmaribibollero, llévate al guateque una tarterita con la merienda.

En fin, que lo más simpático de todo este circo es que las jornadas se celebran, en su mayor parte, en la Universidad Autónoma de Madrid.
La universidad pública y su concepto de formación integral de la juventud: ¿Que una asociación estudiantil (Dinamo) homenajea en La Complutense a dos jóvenes asesinados por militar en Amanecer Dorado? Pues se ilegaliza inmediatamente. ¿Que las femilocas “Golfas con principios” se dedican a hacer talleres de Poliamor y performances postporno? Pues se les ofrece el campus ipso facto. Claaaaro que sí. Todo sea por nuestros jóvenes.

Atrás quedó aquella oscura época en que nuestras universidades formaban a genios universales. Bienvenidos a la era de los degenerados mentales.

ANA PAVÓN

PAV1