Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

12 DE OCTUBRE DISIDENTE

 

No quiero la tramoya leguleya
ni esa España de necios y putillas
con escaños y sueldo vitalicio.
Tampoco quiero vuestra monarquía
de chichinabo y cuentas en Suiza.
Ni la Constitución de los infames
que se acuerdan de himnos y banderas
cuando ven peligrar sus privilegios.
Ni el Ejército servil y cortesano
que consiente vilezas y traiciones
de bastardos con lazos amarillos.
Yo me cago en las instituciones
traidoras democráticas y enfermas
y en toda vuestra jerga de parásitos.
Me cago en los canallas revanchistas
que profanan las tumbas de los héroes.
Y en borregos que aplauden obsequiosos
a correctas consignas moderadas
si lo dicen las putas de la tele.
Esa España vil y emputecida
esclava de banqueros y ladrones.

Pues no es ésa la España que celebro.

Sino otra, la exacta y la difícil
que expulsó a la torva media luna
y batió nuevos mundos con su espada.
La España de Las Navas y Lepanto.
La alabarda que fue temida en Flandes
por fofos mercaderes usureros.
La del Saco a la Roma putrefacta
de clerigalla infame y farisea.

Yo celebro la España proletaria
derramando en el Rif su sangre joven
mientras otra, la vuestra y democrática,
fumaba puros en los putiferios
de escaños propiedad de los banqueros.

Y a la de Krasny Bor y el Lago Ilmen
cantando entre la pólvora y la sangre
de Europa renacida en juventudes.

No ensuciéis la Bandera que portaban
los héroes del Alcázar y del Ebro
con vuestros melindres de demócratas
hipócritas, cobardes y serviles.
Y no la convirtáis en fatuo adorno
de las putillas necias y burguesas
que hoy gritan vivaespañas estridentes
y mañana votarán a los que lamen
el verdoso prepucio recortado
de los eternos padres del embuste.

Esa Bandera es lo único sagrado
en vuestro estercolero de mentiras.
Y su sitio no está en vuestros banquetes
ni en monipodios de los diputados,
sino en trincheras rebeldes de insolencia
engalanando un despertar de pólvora.

J.L. ANTONAYA

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies