Y… “LA DERECHITA COBARDE” ERAN ELLOS

Se habían ganado -en el decir de algunos entre los que me incluyo- un tiempo de cortesía por su actuación inequívoca y decidida durante el “Prucés” y por haber sabido plantear ante la sociedad algunos debates -inexistentes hasta entonces- que incluían ¡nada menos! que: la derogación del Estado de las Autonomías (ese absceso purulento que está desangrando España), el enfrentamiento de las “políticas de género” y el lobby gay, la abolición de la Ley de Memoria HIstórica, y el férreo control de las fronteras y la lucha contra la inmigración.

¡Oigan!, no era moco de pavo.
Pero el “time-out” y el crédito ganado se ha desvanecido como el humo cuando ha tocado salir del confort del Gato al Agua para enfrentar al enemigo a pecho descubierto.

Y aquí les han entrado los tembleques de piernas, los titubeos en las respuestas y los “a mí que me registren” ya conocidos -por vistos- en las derechas españolas.
Cuando repentínamente dejaron de conocer a Fernando Paz -de largo el principal valor que acuadalaban- ya empezó el asunto a oler mal y a desprender ese tufillo de esfínteres sueltos que caracteriza a los “señores de orden”.

Las últimas apariciones de sus líderes en los Medios defendiendo chorradas improvisadas para no tener que hablar de los asuntos importantes que son en definitiva los que les han llevado hasta allí, no hace sino confirmar la peor de las sospechas que albergábamos: el discurso de VOX era puro marketing, un artificio, pero en realidad no se lo creían ni ellos.
Abascal nunca quiso ser Le Pen, Abascal quiere ser Aznar.

Los enormes flitros improvisados para evitar candidatos -y aún afiliados- con pasado “ultra” nos llevan a situaciones tan pintorescas como que el sustituto del prestigioso profesor Paz en Albacete es un tipo conocido por participar en concursos frikis de Tele 5.

Lo último, el episodio del “cartelista poco avispado” de Cuenca demuestra algo que también avisamos: la falta de aparato en el partido, ergo, las personas con formación política y experiencia organizativa que sustentan cualquier proyecto.
Eso que tanto cuesta conseguir y que se llama “bases”. Que no es lo mismo, ni se le parece a “afiliados”.

Tras su “semana nefasta” donde han dilapidado en un par de brochazos buena parte de las esperanzas que mucha gente con la mejor intención había depositado en ellos, ahora ya solo esperamos con impaciencia, como meros observadores, el siguiente movimiento: la presentación de algo tan español como Pepe Gotera y Otilio para cabezas de lista con posibilidades.

¡Ay VOX!, así se las ponían a Carlos V, y… ¡cáantas tablas y cojones os han faltao!.

LARREA  ABR/2019


Así han reaccionado las redes a la última pifia de VOX

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate