Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

HAY QUE ACABAR CON LA CASTA

 

El embaucador profesional Pablo Iglesias Turrión entró de manera decidida en la política española de la mano del movimiento denominado 15-M que aglutinó a indignados y contrahegemónicos y con la idea base de acabar con lo que denominaron casta, en la que incluían a políticos profesionales de todos los colores. Solo ellos, movimiento de base, eran los únicos que se autoexcluían de tal denominación.
Dejando de lado el hecho de que la propia existencia de Podemos se nos antoja un producto de laboratorio universitario, algo así como un juego de rol político a lo grande, un experimento, y que contó con la ayuda inestimable de las televisiones y demás medios de comunicación como altavoz de expresión del mismo, es lo cierto que, alguno de sus dirigentes, lejos de acabar con la casta, se han convertido en parte de ella al probar las mieles del poder político. Y eso que apenas lo han rozado.

Es el caso de Pablo Iglesias y de su flamante compañera Irene Montero. No contentos con disfrutar de los ingentes emolumentos por su “trabajo” político en el Congreso de los Diputados, con haber accedido a una vivienda “digna” como prevé la Constitución de 1978 para todos los españoles, ahora nos desayunamos con que se les ha asignado escolta policial las veinticuatro horas del día y un retén de seguridad permanente en el propio domicilio, el chalet en Galapagar. El motivo: que su vida ha cambiado mucho en los últimos meses, que en mayo pasado adquirieron su digna vivienda, que Irene dio a luz a sus mellizos y que ha aumentado la preocupación de la pareja por la seguridad de su familia. Y ya el colmo es que un día apareció en las inmediaciones de su casa una pancarta agresora en la que se podía leer, en inglés, “Bienvenidos refugiados y ocupas”.

Y eso siendo solamente dos meros diputados del Congreso en una España sin la amenaza de ningún grupo terrorista al estilo de ETA o FRAP como hace no demasiados años. ¿He dicho FRAP?. FRAP fue un grupo terrorista de la transición proveniente del comunismo patrio, o mejor, apátrida, cuya casi íntegra dedicación era la de realizar atentados contra policías nacionales (entonces Policía Armada) y Guardias Civiles.

Los atentados mortales ejecutados por el FRAP fueron los siguientes :

1/05/1973 Juan Antonio Fernández Gutiérrez Policía Nacional-Madrid
27/09/1973 Francisco Jesús Anguas Barragán Policía Nacional-Barcelona
14/07/1975 Lucio Rodríguez Martín Policía Nacional-Madrid
16/08/1975 Antonio Pose Rodríguez Guardia Civil-Teniente-Madrid
14/09/1975 Juan Ruiz Muñoz Policía Nacional-Barcelona
29/09/1975 Diego del Río Martín Policía Nacional-Barcelona

¿Saben Vdes. quién era militante de esa organización terrorista?. Pues yo se lo digo, Javier Iglesias, padre de Pablo Iglesias. Yo no digo que él participara en alguno de esos asesinatos pero fue conmílite de los asesinos.

Ahora su vástago pide y acepta para su protección la intervención de agentes de la Policía Nacional. Es tener mucha cara. Y más tras haber declarado en 15 de noviembre de 2012 que “la Policía no protege a la gente, son matones al servicio de los ricos”.

Ya saben, españolitos, si están preocupados por la seguridad de su familia porque su vida ha cambiado mucho en los últimos meses, se han comprado una vivienda digna, aunque no lo sea tanto como la que nos ocupa, han tenido algún hijo y les han plantado delante de su casa una pancarta o alguna pintada que les incomode, pidan escolta policial permanente y un retén en su domicilio y asunto solucionado. Ustedes tampoco son casta y tienen el mismo derecho que Pablo e Irene. ¿O no?.

¡ABAJO LA CASTA!.

LLÁCER
19 de octubre de 2018
Día de Santa Laura


Pablo Iglesias e Irene Montero dispondrán de escolta policial las 24 horas

https://www.elconfidencial.com/espana/2018-10-18/pablo-iglesias-montero-escolta-policial-24-horas_1632397/

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies