ACTO DE HOMENAJE A LOS CAÍDOS DE LA DIVISIÓN AZUL

garrido

 

INTERVENCIÓN DE JORGE GARRIDO

Camaradas:

Nuestro homenaje de hoy conmemora uno de los motivos por los que cualquier español debiera de sentirse orgulloso. Hay muchas otras gestas españolas protagonizadas por quienes nos precedieron de las que no sale ninguna mención en los libros de Historia con los que hoy se adoctrina y manipula en colegios e institutos, hazañas de héroes que no servirán de guiones de películas, porque ya cubren el cupo las historietas de ciencia-ficción con las que nos bombardea Spielberg y la industria yanqui-sionista del cine hollywoodiense.
Así pues es un deber y un honor los homenajes a nuestros Caídos, a aquellos que entregaron lo más preciado, su vida, por defender unos Principios y unos Ideales, hasta la muerte como así juraron; nuestros Divisionarios fueron grandes y fuertes porque fueron fieles a ese juramento, como valientes lucharon y como mártires de la Fe murieron por un Nuevo Orden en Europa.

Digo que estos homenajes son obligatorios, como hijos agradecidos a sus padres, pero de poco o nada servirán si nos quedamos en esto o en vitorear a nuestros héroes a través del teclado del ordenador en el facebook, en fechas señaladas y llenar la pantalla de “Presentes” o de “88”.
Su ejemplo de lucha, de coherencia, sacrificio y auténtica fidelidad, es para tenerlo presente todos los días del año y las 24 horas del día, demostrando que somos dignos herederos de su sangre derramada con valor y con un compromiso que no admite ninguna excusa.
Las excusas baratas en la militancia deben ser rechazadas de pleno en nuestra trinchera. Si de verdad Creemos, debemos obedecer a nuestras conciencias, y estas no podrán estar tranquilas si ante la persecución de nuestras Ideas, nos echamos para atrás, y todos creo que somos conscientes que la represión se acrecienta cada día y que todavía se pondrán peor las cosas.

Estamos en una lucha desigual, en una batalla en la que nos toca resistir sobre un mundo en ruinas y con pocos medios, somos satanizados, somos el enemigo público Nº 1 del Sistema por defender a nuestro Pueblo y a nuestra Nación, soportamos estoicamente la indiferencia de un pueblo adormecido y aborregado, y la presión de un Estado inquisitorial con apariencia democrática.
Pero si de verdad Creemos, vamos a seguir combatiendo, primero será una lucha interior, contra nosotros mismos, para expulsar de nuestro interior lo que nos hace flaquear a veces y pensar que lo que hacemos no sirve de nada.
¿No sirve de nada? Pensar en esos voluntarios de la 250 que combatieron en el frente soviético, en esos héroes que miraron de frente a la muerte, en esos jóvenes que mentían sobre su edad para poder alistarse, pensar en ellos cuando no dejaban de avanzar hundidos en la nieve pese al cansancio, el frío y el fuego enemigo, pensar en esos Hombres con mayúsculas que vieron caer a su lado a amigos, hermanos y camaradas, y a pesar de todo seguían adelante con una Fe inquebrantable puesta en un Ideal y una Causa Superior.

Pensemos en todo ello, lo dieron Todo, por eso hoy, nosotros estamos aquí, por el ejemplo que nos transmitieron de Sacrificio, así pues, sea nuestro mejor homenaje continuar su Lucha, para que nuestros hijos y las generaciones de españoles y europeos que vengan detrás no tengan que avergonzarse de nosotros, pensando que no hicimos nada o no hicimos lo suficiente, y tengamos que sentir como escupen en nuestras tumbas.
Porque nosotros hoy somos lo que somos y estamos aquí, porque ellos, los voluntarios de la División Azul, fueron lo que fueron, un puñado de idealistas, de monjes-guerreros, de soldados-políticos que protagonizaron la última de las hazañas bélicas españolas.

Una vez más, repito: sea nuestro mejor homenaje nuestra pelea diaria, la misma por la que ellos vertieron su sangre en la estepa rusa, que este sea nuestro auténtico reconocimiento, y que su ejemplo sea nuestra Fuerza para continuar.

Quisiera cerrar este acto con un poema-oración del escritor, poeta y divisionario falangista Castro Villacañas, cuyas cenizas junto a las de otros de sus camaradas, reposan en este mausoleo.

 

CUANDO EL INFIERNO ERA FRÍO

Cubra tu sien laurel reverdecido
y en el silencio de tu muerte extraña
vibre un grito de ¡Gloria para España!
al filo de tu sangre conseguido.
Lama el Volchov tu tumba estremecido
y al vuelo de su corte, la guadaña
labre ritmo de amor y no de saña
para tu eterno sueño de elegido.
Florezca el bosque en ti, en ti la rosa,
y cada invierno, sobre el cuerpo helado,
ante la nieve llama venturosa
para arrullar tu cuerpo conquistado.
Y grabe sobre ti, la mejor prosa,
el himno al sacrificio del soldado.

¡ARRIBA ESPAÑA!
¡ARRIBA EUROPA!
¡GLORIA Y HONOR A LA DIVISIÓN!

Madrid, 14 de febrero de 2015

 

DA2 DA3

Be Sociable, Share!

    1 thought on “ACTO DE HOMENAJE A LOS CAÍDOS DE LA DIVISIÓN AZUL

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate