ADIOS EUROPA. EL PLAN KALERGI (GÉRARD HONSIK)

 

Pocos saben que el racista más poderoso del siglo XX no fue Hitler sino el conde Coudenhove-Kalergi. En ningún libro escolar se menciona su nombre y su racismo, aun más virulento que el nacionalsocialista, que sin embargo se mantiene intocado por los ataques de los anti-racistas, que ni siquiera lo perciben.

El Plan Kalergi fue elaborado en 1923 por el conde Richard Nikolaus Coudenhove-Kalergi, quien según sus propias expectativas, buscaba generar una raza mestiza pasiva, amansada y manipulable, de carácter e inteligencia inferior (lo que según él es atribuible al mestizaje) sobre la cual pudiera gobernar eternamente la élite aristocrática judía que está llamada a ser la “raza superior”, según sus propias palabras. La mente inferior de aquéllos les impediría organizarse para rebelarse, e incluso darse cuenta de que están dominados, mientras que la superior de estos resulta en una bendición para la humanidad que puede disfrutar de tal noble guía. Para que Europa sea dominable por los judíos, pretende transformar los pueblos homogéneos en razas mezcladas de blancos, negros y asiáticos. A esos mestizos les atribuye inestabilidad, debilidad de la voluntad, crueldad, infidelidad y otras características que, según él, deben ser creadas conscientemente. Kalergi quiere ver reunidos «pólvora, oro y tinta» en las manos de la «raza superior judía» que con estos instrumentos se hará fácilmente del poder.

No son estas ideas de un “loquito” aislado ni es un plan concebido por una sola persona, sino que fue sostenido por Otto de Habsburgo, por Edvard Benesch —el homicida de los alemanes de la región de los Sudetes—, por Konrad Adenauer, por Winston Churchill, por la Banca Warburg, por los mayores diarios estadounidenses y, finalmente, por la masonería y el servicio secreto de la CIA estadounidense que se han conjugado en el ataque a la cultura europea, a la Familia, el Estado, el campesinado, la autosustentabilidad y la unidad étnica.

Gerd Honsik expone aquí, citando las fuentes y exponiendo las pruebas, tres items fundamentales: primero, qué es lo que Kalergi pretendía; segundo, la relación de este plan con lo que sucede políticamente hoy en día; y tercero, la admiración que nuestros políticos sienten por ese plan. De esta forma, pretende demostrar su inadvertida importancia.

Finalmente, intenta brindar una alternativa y una salida a estos planes haciendo una llamada a una verdadera democracia, con líderes salidos del pueblo mismo por propio mérito mediante el sistema de asambleas populares inspirado en el antiguo thing germánico. Esta democracia debe apelar a una nueva Constitución que prevea la restricción del poder de los partidos, la vuelta de la economía a manos del pueblo y la estatización de la prensa como cuarto poder. Honsik pisa aquí un nuevo terreno, un terreno en el que las huellas de los antiguos romanos y de los germanos le indican el camino, alejado ya de influjos extra-europeos con ansia de dominio.

A. MARTÍN

 

Be Sociable, Share!

    1 thought on “ADIOS EUROPA. EL PLAN KALERGI (GÉRARD HONSIK)

    1. En algo se equivocaba el amigo Kalergi, porque precisamente es la raza blanca la más pasiva, amansada y manipulable. Y la más laboriosa. Posiblemente los judíos sean la aristocracia de la futura raza mestiza, pero no tengo muy claro quién será parásito de quién.

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate