ALBIÓN, LA GRAN MARRULLERA

A estas alturas -y pese a que la derecha “pepera” les dispense una inexplicable admiración (véase la plaza en Madrid dedicada a Margaret Thatcher) igual que la Monarquía Borbónica (rebajándose Felipe VI a recibir de manos de Isabel II la Orden de la Jarretera)- a pocos debería escaparse que los muy marrulleros súbditos de la Gran Bretaña han sido siempre nuestros enemigos.

Éstos no sólo sembraron la semilla de la “leyenda negra” antiespañola, sino que trataron de arrebatar a España cualquier mérito contraído en buena lid, caso del honor de haber sido los primeros en circunnavegar el orbe.

Así, pese a que Francis Drake dio la vuelta al mundo más de medio siglo después que la expedición iniciada por el luso Fernando de Magallanes en 1519 y finalizada de manera heroica (sorteando las trabas de los portugueses, que trataron por todos los medios de detener a los 18 hombres que quedaban en la nao “Victoria”, estando a punto de conseguirlo en el archipiélago de Cabo Verde) en 1522 por el marino español Juan Sebastián Elcano, el vástago anglosajón no tuvo empacho en colocar en su escudo de armas la inscripción Primus Circumdedisti Me (“fuiste el primero que la vuelta me diste”), la cual ya había sido otorgada a Elcano por el Rey-Emperador Carlos I de España y V de Alemania 58 años atrás.

De hecho, todavía hoy en algunos libros “de historia” británicos -e incluso en programas de la BBC, ahí es nada- aparece el tristemente célebre corsario inglés como el primero en realizar tal hazaña…

Téngase en cuenta, por otro lado, que la vuelta al globo dada por Drake no fue otra cosa que una sucesión de fechorías, desmanes y pillajes, durante la que atacó Valparaíso (donde secuestra al piloto español Juan Griego para que le oriente en su travesía por el Océano Pacífico, por entonces un auténtico “lago hispano”), El Callao y al galeón “Nuestra Señora de la Concepción”, arribando finalmente a Plymouth con un botín de 250.000 libras (todas ellas robadas), hechos criminales por los que el 4 de abril de 1581Isabel I tuvo la desvergüenza de nombrarle “caballero”.

Otro dato importante es que al facineroso inglés ni siquiera le cabe el honor de haber protagonizado la segunda circunnavegación a la tierra, siendo la misma también española: hablamos de la expedición capitaneada por Fray García Jofre de Loaísa y Juan Sebastián Elcano, que zarpando de La Coruña en julio de 1525, logró regresar (pese a las desventuras sufridas, caso de la muerte de los propios Loaísa y Elcano) a la Península en 1536 merced a Andrés de Urdaneta.

A cada uno lo suyo, anglocabrones.

NO NOS ROBARÁN LA HISTORIA NI LA MEMORIA.

CACHÚS

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate