Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

ANIVERSARIO DE UNA GESTA QUE ASOMBRÓ AL MUNDO

” -Son Uds. responsables de los crímenes y de todo lo que está ocurriendo en Toledo, y le doy un plazo de diez minutos para que rinda el Alcázar, y de no hacerlo fusilaré a su hijo Luis que lo tengo aquí a mi lado.
-Coronel Moscardó: ¡Lo creo!
-Jefe de milicias: Y para que veas que es verdad, ahora se pone al aparato.
-Luis Moscardó Guzmán: ¡Papá!
-Coronel Moscardó: ¿Qué hay, hijo mío?
-Luis Moscardó Guzmán: Nada, que dicen que me van a fusilar si el Alcázar no se rinde, pero no te preocupes por mí.
-Coronel Moscardó: Si es cierto encomienda tu alma a Dios, da un viva a Cristo Rey y a España y serás un héroe que muere por ella. ¡Adiós, hijo mío, un beso muy fuerte!
-Luis Moscardó Guzmán: ¡Adiós, papá, un beso muy fuerte!
Vuelve a coger el aparato Cándido Cabello.
-Coronel Moscardó: Puede ahorrarse el plazo que me ha dado y fusilar a mi hijo, el Alcázar no se rendirá jamás”.
(Conversación 23/7/1936, entre Cándido Cabello, jefe local de Izquierda Republicana y secretario del colegio de abogados de Toledo, y el coronel Moscardó).

EN TIEMPOS DE MISERIA MORAL Y ÉTICA…
En tiempos de miseria moral y ética, cuando un pueblo de inducidos mentales como el nuestro prefiere olvidar la gloria de la que es depositario por herencia, guardándola en el cajón del olvido, yo me niego a gregarizarme como el resto del ectoplasma social que me rodea, como orgulloso hijo y heredero de los santos, los héroes y los mártires que, a cientos, a millares, jalonan todas y cada una de las páginas de mi historia patria.
Ayer se cumplió el octogésimo segundo aniversario del fin de una epopeya que tuvo al mundo en vilo, durante los setenta días que duró la gesta: el asedio y la defensa del Alcázar de Toledo, al mando del entonces coronel Don José Moscardó Ituarte.
No voy a parar en contar lo que los míos conocen sobre aquella catarata de heroicidad, entrega, sacrificio y miseria humana, por parte de la canalla frentepopulista, que compitieron entre ellos por ver quien alcanzaba mayor grado de miseria humana y felonía ideológica.
Si hoy visitas el monumento, reconstruído durante el Régimen del 18 de Julio, no verás apenas vestigios de lo que fue un espléndido, sobrio y explícito museo del asedio. No interesaba al socialismo gobernante que aquella gesta fuera recordada y, previo cierre del antiguo y glorioso Museo del Ejército por Aznar (en este desafuero participaron todos), aquello quedó convertido en una expresión minimalista de lo que ese museo fue, decadas antes.
Ayer, reitero, se conmemoraba la liberación del Alcázar por las columnas del general Varela. Ayer, reitero, hace ochenta y dos años, volvió a triunfar la España eterna sobre el materialismo ateo y criminal más brutal que el Occidente cristiano haya nunca padecido. Mi recuerdo y homenaje a los héroes del Alcázar y al hombre que les dirigió, el Laureado José Moscardó Ituarte.
¡¡¡HONOR Y GLORIA ETERNA!!!
JOSÉ MOSCARDÓ ITUARTE Y CAÍDOS DEFENSORES… ¡¡¡PRESENTES EN MI AFÁN!!!
Carlos González Agulló


OCULTAR LA HISTORIA ROBANDO EL ALMA

El precioso edificio en el que se podía revivir cada momento de aquella gesta cayó convertido en un aséptico museo que ni transmite ni emociona.
Que las futuras generaciones no sepan lo que allí ocurrió.
Que cuando lo visiten vean un museo mas, sin vida, sin epopeya, sin asediantes ni asediados..
Si no pueden destruirlo, al menos robarle el alma.
Adela P.V.


CAPITÁN VELA HIDALGO, IN MEMORIAM

A las 7 en punto de la calurosa mañana del 21 de julio, el capitán Vela Hidalgo despliega su Compañía en el Zocodover, la plaza principal de Toledo, y lee públicamente la declaración de guerra.
No hay vuelta atrás, se ha cruzado el Rubicón y la suerte queda echada.
Vela, el soldado que, en posición de firmes, sereno como una estatua y lacónico como corresponde al paso dado que cierra el tiempo de las palabras, había sido el enlace de Moscardó con la milicia falangista y encabezaría voluntario la mayoría de las salidas de los sitiados.
Tras salir con vida de El Alcázar pediría ser enviado de inmediato al frente.
Un mes despues caería frente a la Casa de Campo en Madrid.
Su féretro sería llevado a hombros por falangistas.
Así muere un héroe español.

Capitán Vela Hidalgo ¡¡PRESENTE!!

LARREA SEP/2018

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies