Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

ANTIFASCISTAS

 

“Soy fascista porque he medido el avance de la decadencia en Europa. He visto en el fascismo el único medio de contener y reducir dicha decadencia”
Pierre Drieu La Rochelle.

No hay imbécil que se precie que no se proclame antifascista. Desde el guarro de rasta y media neurona atufada de marihuana hasta el más atildado pisaverde liberal, todos aprovechan la mínima ocasión para hacer gala de su antifascismo.
En el noventa por ciento de los casos, cuando se les pregunta sobre el Fascismo, su ignorancia sobre el asunto es monumental y rotunda.
Pero es de buen tono utilizar la palabra “fascista” como un insulto.
Todos los partidos del Sistema, desde el pijiprogresismo podemero más nauseabundo hasta cierta derecha travestida de patriotismo, tan de moda últimamente, se arrojan unos a otros el epíteto de “fascista” como sinónimo de cabrón con pintas.
Si no fuera obsceno y grotesco sería gracioso observar el espectáculo de los antifascistas conservadores, peperos reciclados y herederos de la derecha más caciquil, llamando “fascistas” a los antifascistas rojos, hijos de papás burgueses y progres, analbabetos de red social, amigas feas y marisabidillas sin duchar.
Y viceversa.

El chepudo aspirante a Lenin/Robespierre ha lanzado una “alerta antifascista” desde su mansión de Galapagar pagada con los impuestos de los trabajadores. Una multitud de pijoflautas, discapacitados mentales, paniaguados de la memoria histórica, feministas de pelo en pecho y demás sicópatas drogodependientes se han lanzado a la calle en busca de fascistas a los que linchar o encerrar en checas financiadas por Soros.
Lo malo es que la furia asesina de estos tarados no se dirige solamente contra los que no tenemos ningún complejo en declararnos orgullosamente fascistas, sino contra pacíficos derechistas que desde sus perfiles en las redes sociales, llenos de vivaspañas y loas al Caudillo, se escandalizan de lo anticonstitucionales, poco democráticas e intolerantes que son las hordas podemeras.

En esas estamos.

J.L. ANTONAYA

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies