ANTORCHAS. EN BUSCA DE LA EMOCIÓN PERDIDA

 

-¿Qué te pasa, chaval?

-Pues que no puedo escribir. Nada, que no encuentro las ideas. Que no hallo las palabras.

-Me temo que lo que has perdido son las emociones.

-Sí. Tengo que reconocer que el maldito dinero y sus preocupaciones han terminado por ocuparlo casi todo.

-Prueba con los recuerdos. Suele funcionar.

-Ya no me conmueven ni los recuerdos.

-Mala cosa.

-Pues sí. Mira para lo que me he quedado. De gestor de pequeños intereses de pequeñas gentes. Y esclavo de mil esclavitudes. El jodío dinero. Así se me van los días.

-Entonces, ¿por qué sigues aquí? Es una incongruencia. Este es precisamente el lugar donde jamás resolverás un problema profesional, ni económico. Al contrario, aquí todos los días rifan una ruina.

-Te confesaré algo: hay una cosa que no he perdido, y de hecho tal vez sea lo que me mantiene vivo.

-Ya… seguro que algún pequeño placer semanal. Lo comprendo. Todo el mundo se toma alguna compensación, es humano. ¿Qué es? ¿La Champions los miércoles? ¿El aperitivo de los domingo? ¿Sales a pescar al curricán?

-Mira, si tuviera dinero para gastar en aficiones, te digo que por ahí no. Es el compromiso, ¿sabes?

-¿Con la Patria?

-Menos guasa y más respeto. Compromiso conmigo mismo. Con aquello en que creí, aunque ya ni me acuerde. La palabra dada, cumplir lo prometido… todo aquello que cantábamos de flechas. No sé explicarlo. Por seriedad, tal vez. Por decoro. Sí, creo que por decoro.

-Te veo un poco autosuficiente. Di unas palabras para los camaradas.

-Los camaradas forman parte de este rollo y sin ellos, francamente, sería mucho más difícil sostenerse. Pero aunque no quedara ni uno de ellos, creo que lo honrado sería mantener el compromiso.

-¿Aunque se hunda todo a tu alrededor?

-Procuraremos que se mantenga a flote aunque sea el trabajo y el pan de los hijos, ¿no? Pero en último extremo, si me aprietas… aunque se hunda todo en el abismo.

-¿Vas a votar a Vox?

-Con que ya veremos si vuelvo a votar alguna vez.

-¿Piensas hacer algo? ¿Algo práctico?

-De momento, y a poco que me salgan las cuentas, ir a las Antorchas.

-Entonces no estás tan muerto.

-Espérate, que del dicho al hecho hay un trecho.

-¿Algún recado para el respetable?

-Pues sí, que recen. La oración siempre es escuchada.

F.A.

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate