Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

APUNTES SOBRE KEIST

“Soy un arcano para ti, pero consuélate. Dios lo es también para mí.”

No hay ninguna dirección de la rosa de los vientos que Kleist, el eterno inquieto, no haya seguido. No hay ninguna ciudad alemana en la que el eterno solitario no haya vivido. Postales desde Ezgebirge, Bayreuth, Chemnitz, Koningsberg, Praha, Mainz, Dresde…
Siempre en el ojo del huracán bélico, para desaparecer y retornar millas mas lejos un tiempo después, como un río subterráneo. kleist, el poeta y a la vez esteta, huye del demonio, pero a la vez se va acercando al abismo. Corre desesperado por todas las urbes de Europa, como antorcha viviente, como mártir cristiano vestido en llamas, corriendo sin saber a dónde ir.
Pero cuando los mastines de la fatalidad creen ya tenerlo, se alza magnifico, en un último esfuerzo y se precipita, antes que ser botín de la vulgaridad, en un aparatoso salto a las simas del abismo. Su suicidio es la culminación del éxtasis que lo arrastró durante 33 años a través de los bosques espesos de la existencialidad. Al entrar en las tinieblas voluntariamente, su sombra lo abandona. En esta ultima hora, todo el dolor y la pesadumbre de Kleist se disuelven, desaparecen y su demonio se convierte en armonía.

Apuntes sobre Heinrich Von Kleist.

ALEX SORO

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate