ARNO BREKER, EL MIGUEL ÁNGEL DEL SIGLO XX

Arno Breker fue sin duda el mas emblemático escultor de la Alemania Nacionalsocialista y el preferido del Führer.
Nació en 1900 cerca de Dusseldorf, a finales de su adolescencia comenzó sus estudios de escultura y anatomía. A la edad de 20 años ingresó en la academia de Dusseldorf en la que culmina sus estudios cinco años mas tarde.

Hacia 1927 se muda a París, donde trabó, amistad con destacados escultores y artistas del momento como Charles Despiau, Arístide Maillol, Jean Cocteau, o los pintores Vlamínck, Derain, etc. Luego de siete años abandonara París para pasar a residir en Berlín.

Autor de relieves gigantescos y de esculturas colosales tomó siempre como suyo el estilo clásico. Entre sus obras podemos destacar el “Prometeo” realizado para el ministerio de Cultura. “La ‘Fuerza” para el Zeppelinfeld de Nuremberg, “El Partido” y “El Ejército” para la Nueva Cancillería de Berlín y los relieves de 22 metros de altura para el monumental Arco del Triunfo

Su estancia en París hizo que fuera elegido por Hitler junto con Speer para acompañarlo a esa ciudad luego de la ocupación, quedando constancia de ello en la famosa fotografía de Hitler con Speer y Breker con la torre Eiffel de fondo. Hitler visitaría París para tomar ideas para el rediseño de Berlín. Después de su visita mandó rehacer todos los planos buscando una mayor gracia en los diseños acorde a lo visto en la capital francesa.

Finalizada la guerra su taller fue tomado por tropas norteamericanas y gran cantidad de sus obras fueron destruidas a martillazos en su gran bacanal del 45, otras fueron incautadas yendo a parar a oscuros depósitos.
Después de la contienda su vida pasó a estar estrictamente controlada, tal es así que no le fue permitido por los norteamericanos atender el pedido que Franco le hiciera de trabajar en el “Valle de los Caídos”. Curiosamente sí le fue permitido atender el pedido que Stalin le hiciera para realizar unos trabajos en Moscú, pedido que Breker se negó atender.
También recibió pedidos de trabajos del General Perón pero estos pedidos corrieron la misma suerte que el de Franco. En 1981 participa con un bosquejo en la exposición “París 1937-47” pero su obra debe ser retirada debido a las protestas que genera.

A pesar de las persecuciones, en 1983 se logra crear en Norteamérica la “Arno Breker Society International” y en 1985 el “Museo Arno Breker” en Schloss Nörvenich.

Fallece el 13 de febrero de 1991 dejándonos un enorme legado de belleza. Martin Heidegger llegará a decir de él en 1974: “Arno Breker ha establecido modelos en el arte de la escultura para la eternidad”.

Militia – J.M.Infiesta

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate