Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

BELCHITE, VISITANDO EL PUEBLO VIEJO

Belchite en su momento fue un entorno densamente poblado ya desde la antigüedad. Para testimonio de ello está el yacimiento conservado en la meseta donde se ubica el Santuario del Pueyo, en él se encuentra una imponente ciudad romana.

Belchite fue escenario de episodios bélicos varios: las Guerras Carlistas, la Guerra de la Independencia, y la de mayor repercusión y trascendencia metahistórica (ya más que simplemente histórica) la Cruzada de Liberación Nacional de 1936-39. Sus ruinas son el testimonio de un enfrentamiento ya mítico entre dos concepciones del mundo, de la vida y de la existencia en terreno patrio. Lucha de civilizaciones cuya DUALIDAD (todo lo contrario a la versión modernista que habla de “pluralidad” de las mismas), son respectivamente la quintaesencia de principios metafísicos antitéticos y radicalmente opuestos entre sí. La Luz del Norte y la Luz del Sur. Principios de Autoridad, Totalidad, Jerarquía y Orden por un lado, la locura homicida y la demencia orgiástica, la promiscuidad panteísta y el materialismo más grosero y extremo por el otro, la pura barbarie institucionalizada y generalizada en definitiva (democracia, marxismo, anarquismo, feminismo, etc).

La Batalla de Belchite tuvo lugar entre el 24 de Agosto y el 6 de Septiembre de 1937, en el marco de la ofensiva del Ejército Rojo sobre Zaragoza. El resultado de dicha batalla dejaría como colofón que buena parte de dicha población quedara convertida en ruinas. Seis meses más tarde, en el año 1938, las tropas nacionales lideradas por el Caudillo Francisco Franco tomarían Belchite, ya de forma definitiva. El 12 de octubre de 1939 Francisco Franco firma un decreto en el que concede los títulos de Muy Noble, Leal y Heroica Villa y la distinción de la Cruz Laureada de San Fernando a Belchite. El Régimen del 18 de Julio decidió no reconstruir el pueblo y dejarlo como símbolo de la Victoria Nacional y prueba de la barbarie Roja y del salvajismo demomarxista. Para ello prohibió cualquier obra de mejora o reparación, solo se podían realizar pequeños apaños fácilmente removibles, y se emprendió la construcción de un nuevo pueblo que pasó a denominarse “el nuevo Belchite” en contraposición con el hasta entonces Belchite que se denominó “el pueblo viejo”. En 1954 se inauguró con la presencia de Francisco Franco la nueva urbanización que comenzó a acoger a los vecinos que hasta entonces residieron en las viejas casas dañadas por la guerra. No fue hasta 1964 cuando fueron realojados todos los vecinos del pueblo viejo.

El trazado de las calles del Pueblo Viejo y su decoración exterior, sobre todo la de sus bellos Templos, constituyen ejemplos importantes de la arquitectura mudéjar. A la orilla del Río Aguasvivas, se encuentran los restos del Seminario Menor, de gran importancia religiosa en su momento hasta su desaparición durante la Cruzada. A escasos metros se encuentra una de las neveras de piedra mejor conservadas de toda la provincia, utilizada para almacenar nieve para luego convertirla en hielo. Extraordinaria excursión y visita en definitiva, ello con los camaradas de la Asociación Catalana de Soldados Veteranos de Montaña.

Lo más gracioso, el nerviosismo de la guía de marras, una pobre progre asustada ante la presencia de tanta bandera de España y parches patrióticos, pero sobre todo ante las mofas generalizadas del personal por sus absurdos y ridículos comentarios “políticamente correctos” y sistematizados, muy contrariada y constantemente corregida por los camaradas presentes, ella finalmente se abstuvo de hacer comentarios de ese tipo… ¡¡¡SEMPER FIDELIS!!!

JOAN MONTCAU

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate