Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

CAFÉ PARA TODAS

 

El colectivo más blindado es (con muchísima diferencia) el que ha dejado a España al borde del negruzco abismo: las garrapatas con poltrona, con sueldazo… Y sus dichosas DIETAS.

La nueva partida en cafelitos e incluso birras (carajo) en la Cámara Baja es propia del derroche caprichoso de un nuevo rico con ansias por el reconocimiento social del pijerío burgués: un presupuesto de, ahí es nada, UN MILLÓN CON CIENTO CINCUENTA Y CINCO MIL EUROS (eurazos) que provienen (oh sorpresa…) del erario o la suma de rapacidades que le roban (a nosotros de igual modo) a una sociedad española aún ovejunizada.

Desde que hizo impacto aquella crisis que ZP se negó a aceptar (con sus cejudas ocurrencias sobre la supuesta fortaleza del sistema económico hispánico, chuleando de apátrida banca usurera, esos brotes verdes que solo él veía…), la (auto)subvención del bareto comedor del Congreso no ha hecho sino aumentar en presupuesto por mucho que la oculten.

Tampoco se quedan atrás las sanguijuelas de la Cámara Alta. Ese plácido urgarse la nariz destinado a excedentes autonómicos, cadáveres políticos… Medrando en el Senado que es gerundio.

Confrontemos ahora la vidorra de las susodichas ratas con los compatriotas que, gracias a entes públicos (que les obligan a contrapartidas, no se hagan ilusiones), no la palman de inanición bien entrado el siglo XXI.

Esos paisanos (anónimos… conocidos…) que, cuando ingieren esos mejunjes, hace que la comida basura Made In Yankeeland parezca lo más excelso de los varios siglos de legado de la Grande Cuisine Française.

Almuerzo para el mediodía (algo preparado, sucedáneo de cocina casera) más cena de noche (siempre bocadillos), elaborada con la mejor de las intenciones (deberemos partir de esa premisa), envasada en Packaging donde se indica el nombre del guiso, los ingredientes, la preferente fecha de caducidad… Y que no falten los cubiertos de plástico blanco: para poder zamparse en los propios hogares, en la calle (entre cartones) quien se vea desposeído de un techo o donde allí sea posible.

Pocos días pasan hasta que, exhaustas, las papilas gustativas llegan a su comprensible límite por un menú al que le parecen echar industriales cantidades de algún durísimo conservante que todo lo mata. Y la velocidad con la que pírrica fruta se pudre (en horas) es de Guinness World Records.

Algunos a veces vomitan, el sistema digestivo se resiente, otros intentan disimular tan desagradable sabor con las más variadas especias, sobrevienen pérdidas de peso…

Me faltan contundentes adjetivos, palabras gruesas, blasfemas maldiciones para tan antagónicas realidades que se perpetran en esta imbécil parte del mal llamado Primer Mundo.

HERR NEIN


 

Los españoles pagamos 1.155.000 euros para que los diputados puedan tomar cañas a menos de 1€

http://www.eldiariohoy.es/2018/12/los-espanoles-pagamos-1.155.000-euros-para-que-los-diputados-puedan-tomar-canas-a-menos-de-1.html

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies