CARTAS DESDE EL MÁS ALLÁ. PEDRO OLTRA

Me llamo Pedro Oltra. Soy cartero. Una noche vinieron un grupo de miembros de la JSU a buscarme, por ser miembro de la Adoración Nocturna. Me llevaron a la prisión de Porlier, y en la fría noche del 17 de noviembre de 1936, me asesinaron en Paracuellos del Jarama. Nunca se hizo justicia con el dirigente que permitió mi muerte y no buscó después a los asesinos directos. Su nombre es Santiago Carrillo, y recibió homenajes de la sociedad española hasta su muerte, siendo acompañado por las más altas instituciones. Mientras, mis descendientes, y los hubo en los dos bandos, perdonaron pero no pueden olvidar.

Tras la guerra, los de ambos lados volvieron a ser una familia. Las heridas cicatrizaron. Creíamos, aquí arriba, que por fín llegó la paz. Vimos a hermanos y a primos que combatieron bajo distintas banderas, volver a abrazarse y cenar juntos en Navidad. Creíamos que eso era para siempre.

Espero que no nos equivocáramos. Está en tu mano.

GUTIÉRREZ

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies