CARTAS DE LA CÁRCEL. Louis-Ferdinand Céline

Céline, durante esos años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, había sido arrestrado en Dinamarca, acusado de colaborar con el régimen de Vichy y encarcelado sin juicio. Él, cuyas obras fueron prohibidas en la Alemania Nacionalsocialista, se veía en la misma fría, humeda e insalubre celda que sus censores con los que compartió colillas, pulgas, versos de Verlaine o Pound y achicoria.

En éstas, sus cartas hoy recuperadas, que escribió durante esos dieciocho meses de prisión, se revelan los tiempos más sombríos de su existencia, también su infinito talento, su lirismo y su sarcasmo.

Cartas desde la carcel es, sin duda, el segundo Viaje al final de la noche de Céline.

Y, háganme caso, ambos magistrales viajes.

A.MARTÍN

 

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate