CASADO, NI BOTIJO

Los propios dicen que no es tan gilipollas como aparenta, pero hasta ellos reconocen con la boca pequeña que Pablín no era ni siquiera primer reserva pero la corrupción se fue cobrando piezas y al final aceptó ser la transición entre gallegos para los tiempos oscuros que se avecinaban. Y además se lo pusieron fácil: a Soraya en el partido no la aguantaba ni su padre.

Feijoo no quería ser oposición, no sabría cómo. Él solo puede ser patrón y con lo que había llovido en el PP, las generales a cara perro resultaban una apuesta de riesgo.

De riesgo inasumible para él, cabría añadir.

Algunos barones de su partido piensan aunque no lo digan que el brutal crecimiento de VOX se debió en gran parte a su “prudencia”.

Personalmente no lo creo. Sí lo de Núñez Feijoo, no lo de los pistachos: existía un importante nicho electoral que los populares habían abandonado por que lo detestan, y Abascal lo ocupó.

Sea como fuere Casado se convirtió en el líder de la derecha y Sánchez todos los días pone una vela a San Alberto agradeciéndolo.

Sánchez no tiene escrúpulos, pero tiene instinto y tiene a Redondo.

Pablo tiene una pala y ni cogerla sabe, algunos nos tememos que cuando llegue el estío y arda el monte acabe saliendo en el calendario de bomberos ligerito de equipaje.

Al menos se hubiera acompañado de un botijo.

LARREA  EN/20


Pablo Casado, pala en mano para ayudar a quitar la nieve en varios centros de salud de Madrid

https://www.abc.es/espana/abci-pablo-casado-pala-mano-para-ayudar-quitar-nieve-varios-centros-salud-madrid-202101101711_noticia.html

 

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate