CAZANAZIS, UNA PROFESIÓN DE CERDOS

El individuo de la izquierda es el judío cazanazis Efraím Zuroff. Dedica su tiempo a perseguir nonagenarios. Su última víctima es Irmgard Furchner, la anciana de 96 años de la foto de la derecha.

Al parecer fue secretaria en el campo de Danzig cuando tenía entre 18 y 20 años y nuestro amigo cazanazis la acusa de asesinar nada menos que a 11.000 (once mil, vaya casualidad…) judíos. Todo un récord para una joven mecanógrafa.

Juzgada en 1954, momento en el que fue absuelta dado que no sabía nada de aquello llamado holocausto, la anciana no se presentó a la primera vista del nuevo juicio actual, algo que enfureció notablemente a Efraím y a la Comisión de Auschwitz, que declararon que “si puede huir del juicio, entonces puede ir a la cárcel”.

Vivimos bajo el áurea de unos filántropos encantadores, la verdad. Si no fuera por su verticalidad, parecerían cerdos.

A.MARTÍN


 

Detienen a una anciana nazi que huía para no ser procesada

https://www.diariosur.es/internacional/union-europea/exsecretaria-campo-concentracion-20210930125119-ntrc.html

Be Sociable, Share!

    1 thought on “CAZANAZIS, UNA PROFESIÓN DE CERDOS

    Comments are closed.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate