Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

CODREANU

“Entre los diferentes jefes de los movimientos de reconstrucción nacional surgidos en el período comprendido entre las dos guerras mundiales a quienes tuve ocasión de conocer, recuerdo especialmente a Corneliu Codreanu, el jefe de la Guardia de Hierro rumana, como una de las figuras más puras rectas y nobles”. (Julius Evola)

“Un legionario mira derecho a los ojos. Los ojos no mienten. Su rostro está lleno de esperanza.
Cuando habla y cuando escribe, debe ser breve, claro y preciso.
La charla larga y engañosa es la charlatanería de la democracia.
Vestirá modestamente. Despreciará el lujo, que considerará fundado en una inclinación espiritual hacia la deshonestidad. El hombre que hoy es amante del lujo, si no es un ladrón pertenece a una de las variadas categorías del bribón; en todo caso, es un hombre sin sentimientos que hace escarnio de la miseria infinita del país”. (Corneliu Zelea Codreanu)

Corneliu Codreanu, Caudillo y Mártir rumano. Fundó y lideró hasta su muerte un Movimiento político cuyos miembros llevaban uniformes verdes, ya que dicho color es considerado símbolo de rejuvenecimiento y de renacimiento, por lo que esos camaradas unidos en Santa Hermandad, porque esto y mucho más fue la Legión de San Miguel Arcángel o Guardia de Hierro, recibieron el apodo de «camisas verdes». Como sabemos el nido es una estructura más o menos compleja utilizada por algunas especies animales, bien para procrear y criar a su descendencia, bien para refugiarse —para dormir, hibernar, etc—, es pues una estructura natural ligada al “verdor” de los bosques, de los parajes y de los campos. No hay que olvidar que este extraordinario Movimiento más Metapolítico que puramente político, inicial y fundamentalmente estaba formado por hombres procedentes del campesinado y del mundo del Agro. El Axis Mundi de la Guardia de Hierro era la “Casa Verde”, edificio construido por los propios legionarios y que como comentó un Evola fascinado “tenía la sensación de estar ante un verdadero Claustro”. La Casa Verde era el Nido Supremo de la Orden que se unía espiritualmente y conectaba alimentando existencialmente a la multitud de nidos menores que de Él dependían y se alimentaban.

La Guardia de Hierro tenía una estructura jerárquica autoritaria, una pirámide de caudillos con Codreanu en su vértice, en la cúspide. Su base la formaban células de unos 3 a 13 miembros llamadas con el simbólico nombre de “nidos” (Cuib). Dichos nidos eran algo así como un “núcleo familiar sagrado y metapolítico”, una especie de “reserva espiritual en medio de un mundo en ruinas” al que había (hay) que combatir sin tregua desde todos los frentes. Los nidos se agrupaban para formar «guarniciones» que, a su vez, se unían en «sectores», «condados» y «regiones». Los Jefes de los nidos y las guarniciones no eran elegidos por la dirección del partido, pero sí lo eran los jefes del resto de niveles. Estos eran directamente responsables ante el Jefe Supremo de esta auténtica Orden de Caballería del Siglo XX, cuya visión ascético-militar y sacra del mundo, su rechazo absoluto y en bloque hacia la Modernidad y sus pseudo-valores, el desprecio por la peste democrática, sus rituales y ceremonias de iniciación a la manera de las antiguas cofradías guerreras que surgieron en todo el mundo indoeuropeo, etc, hacen a este fascinante Movimiento único en su género. Así pues, no estábamos ante un simple partido político al uso, ya que la Guardia de Hierro, el legionalismo rumano fue el Mensaje y la Manifestación de lo más puro de la Tradición Primordial en una etapa avanzada de degeneración de Europa, y en unos momentos además en que parecía muy posible una rectificación o reactivación de nuestra Patria común después de siglos de decadencia. La “Otra Europa” en la que estaba incluida esa Santa Santa Hermandad fundada por Codreanu, finalmente fue derrotada en 1945, pero su Doctrina y su concepto de un verdadero Despertar del Hombre no desaparecerán jamás, porque son una emanacion de la “Sanatana Dharma”, en la tradición indoaria la Doctrina Universal y Perenne.

CORNELIU ZELEA CODREANU   ¡¡¡PRESENTE!!!

FUERZA HONOR Y TRADICIÓN

Joan Montcau

Be Sociable, Share!

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Web translate